Detienen a tres fiscales venezolanos por presuntos delitos de corrupción

0
7
546503

VENEZUELA CORRUPCIÓN

Caracas, 3 jun (EFE).- Tres fiscales públicos venezolanos fueron detenidos en el estado Zulia (noroeste), tras ser acusados por la comisión de los delitos de “corrupción propia, concusión y agavillamiento” contra una ganadera que, previamente, había denunciado el robo de 300 cabezas de ganado, informó este jueves el fiscal general, Tarek Saab.

La víctima, Yusnary Gómez, acudió a denunciar el robo y el fiscal Walter Negrón “en vez de investigar a los involucrados” en el delito le exigió a la denunciante “el pago de 5.000 dólares”, que entregó, y luego “otros 50.000 dólares más”, bajo la amenaza de ser detenida si no cumplía con la entrega.

Negrón fue recusado por este hecho y la causa pasó a manos de los letrados Andry Reyes y América Rodríguez, quienes, al revisar el caso “solicitaron de manera irregular acto formal de imputación en contra de la denunciante, convirtiéndola de víctima en victimaria”, motivo por el cual también fueron detenidos.

Posteriormente, la víctima se dirigió directamente al fiscal general, ante quien denunció los hechos para dar paso a la investigación correspondiente.

“Dicha investigación se inició tras yo haber recibido personalmente una denuncia de parte del presidente de Fedenaga (Federación venezolana de ganaderos), Armando Chacín, y de Yusnary Elizabeth Gómez”, explicó Saab en el canal público de televisión VTV.

Ante este hecho, el fiscal advirtió a los letrados que estén cometiendo este tipo de delitos, o tengan intención de hacerlo, que recibirán el castigo correspondiente.

“Vamos a castigar de manera implacable este modus operandi. A usted, fiscal que me está escuchando, si está en esas andanzas tenga la seguridad de que pronto le caerá la justicia y por mancillar su propio honor y el de su familia”, reiteró Saab.

El funcionario explicó que la víctima se vio obligada a viajar escondida para reunirse con él y contarle lo sucedido, ya que, al tener orden de captura emitida por los fiscales del caso, ahora detenidos, temía ser aprehendida.

“Tuvo que venirse hasta escondida en la camioneta del presidente de FEDENAGA (Federación venezolana de ganaderos) para poder hablar conmigo; porque tenía orden de aprehensión y aparecía como solicitada”, precisó Saab.