Detienen a supuestos secuestradores de migrantes que atropellaron a latina

0
6
598994

INMIGRACIÓN

Los Ángeles, 19 jul (EFE News).- Agentes policiales detuvieron a dos supuestos secuestradores de inmigrantes que atropellaron a una latina cuando intentaba pagar un rescate para que le entregaran a un familiar que había cruzado la frontera en Texas, informaron este lunes medios locales.

El hecho ocurrió el pasado jueves cuando en la ciudad de Rosenberg, Texas, al suroeste de Houston, una hispana se presentó en el estacionamiento del centro comercial Brazos Town Center, para pagar el rescate para que liberaran a su sobrino de 21 años, que recién había llegado a Estados Unidos.

Según un reporte del Departamento de Policía de Rosenberg revelado por la televisora local KTRK, cuando “no pudieron ponerse de acuerdo sobre el valor del rescate” los supuestos contrabandistas atropellaron a la hispana y se marcharon llevándose al joven.

La hispana, que no resultó con heridas graves en el incidente, aseguró a las autoridades que los contrabandistas le exigieron 6.000 dólares para liberar al joven migrante.

Más tarde, la Oficina del Alguacil del condado de Victoria detuvo la camioneta después de recibir una alerta de la policía de Rosenberg.

En el vehículo iban dos sospechosos identificados como Ricardo Mejía y Amy Regalado, además del joven, del que no se reveló su nombre.

Los detectives de Rosenberg pudieron determinar que la víctima fue vendida entre grupos de contrabandistas. Después de pasar la frontera hacia Estados Unidos, lo trasladaron entre una red de escondites y fue dejado en una área deshabitada en el sur de Texas porque supuestamente las autoridades los habían descubierto.

El joven vagó durante días antes de llegar a una gasolinera, donde se acercó a una persona al azar y le pidió ayuda. Esa persona supuestamente se comunicó con los ahora detenidos, quienes se lo llevaron y comenzaron a negociar con su familia un precio para liberarlo en el área de Houston.

Mejía y Regalado se encuentran detenidos y enfrentan cargos de secuestro agravado y asalto agravado.

El subjefe de la policía de Rosenberg, Jarret Nethery, dijo en un comunicado que “es vergonzoso en estos tiempos, en un país que lidera el mundo libre, que la gente se compre y se venda como animales”.

“El aspecto más significativo de esta historia es que este joven escapó, buscó ayuda y fue devuelto al cautiverio. Esta es la definición del mal”, añadió.