Detienen a policía latina de Colorado por no impedir golpiza a afroamericano

0
13
609582

POLICÍA

Denver (CO), 28 jul (EFE News). – Una oficial latina del Departamento de Policía de Aurora (suburbio al este de Denver) fue detenida esta madrugada y enfrenta varios cargos por no haber impedido que otro oficial usase fuerza excesiva al detener a un hombre afroamericano quien no se resistió al arresto y ya estaba en el piso al ser golpeado.

Según el Departamento de Policía de Aurora (APD), la oficial Francine Martínez fue ella misma arrestada al negarse a presentarse para responder los cargos en su contra. El otro uniformado involucrado, John Haubert, se presentó voluntariamente en una comisaría local.

Tanto Martínez como Haubert quedaron en libertad bajo fianza mientras continúan las investigaciones del incidente, ocurrido el 23 de julio en el sur de Aurora cuando los oficiales respondieron a un llamado sobre tres posibles intrusos en una propiedad.

Cuando los policías llegaron al lugar, determinaron que los tres individuos tenían órdenes de arresto. Al notar a los uniformados, dos de ellos huyeron y el tercero, Kyle Vinson, se mantuvo sentado.

Por motivos que aún no quedan claros, tras esposar a Vinson y con el sospechoso ya en el suelo, Haubert lo golpeó varias veces en la cabeza con la culata de su arma reglamentaria y luego trató de estrangularlo.

Cubierto de sangre, el afroamericano pidió que Haubert parase de golpearlo, pero, como respuesta, el policía apuntó su arma en dirección de Vinson y, según el vídeo grabado por la cámara corporal del oficial, este amenazó con matar al sospechoso. Mientras tanto, el mismo vídeo muestra a Martínez restringiendo los movimientos de Vinson.

En total, Vinson recibió 13 golpes fuertes en su cabeza, con una herida que requirió seis puntos de sutura para cerrarla. También sufrió heridas menores en sus manos y brazos.

La jefa del APD, Vannesa Wilson, dijo en rueda de prensa que, al ver el vídeo, “sentí que me llenaba de lágrimas y de ira”. Wilson aclaró que posiblemente Vinson no sabía que tenía una orden de arresto emitida por Denver.

Haubert ahora enfrenta cinco cargos criminales, incluyendo agresión física y amenazas. Por su parte, Martínez enfrenta dos cargos: no reportar un caso de exceso de fuerza y no intervenir para impedir la conducta inapropiada de Haubert.

Ambos policías han sido suspendidos, explicó Wilson, aunque Martínez seguirá percibiendo su salario porque sus cargos no llegan al nivel de crímenes.

Según la jefa Wilson, las acusaciones contra Martínez se presentaron en el marco de la ley de Colorado SB20-217, aprobada en 2020 en respuesta a movimientos locales y nacionales de reforma policial, que permite imputar a uniformados por no intervenir para impedir el uso excesivo de fuerza. De hecho, esta es una de las primeras ocasiones en que se emplea esa ley.

“Estamos tratando de reformar nuestro departamento y de hacer una diferencia”, expresó Wilson, agregando que las acciones de Martínez y Haubert “no representan” al APD.

Hasta el momento se desconoce si, como sucedió en casos anteriores en el APD, intervendrá el fiscal estatal de Colorado. Y tampoco se sabe qué sentencia podría recibir Martínez en caso de ser encontrada culpable debido que la SB20-217 le da a cada fiscal de distrito discrecionalidad para decidir la sentencia a ser aplicada.