San Juan.- Al menos 19 personas, de 30 acusados, fueron detenidas en diferentes días por las autoridades federales y locales en Puerto Rico, por vender ilegalmente 35 armas, entre ellas, largas del tipo AR-15, utilizada en algunas de las más recientes masacres en Estados Unidos.

Contra estos 30 individuos, recaen 46 denuncias -22 en el ámbito federal y 8 en el estatal- por vender armas ilegales, específicamente en lugares públicos -entre ellos- estacionamientos de centros comerciales de San Juan, según explicó en rueda de prensa la secretaria de Justicia de Puerto Rico, Wanda Vázquez.

“Todas esas armas, si no hubiera sido por el trabajo de la Policía estatal y fiscales, le estarían quitando la vida a inocentes”, sostuvo Vázquez en una rueda de prensa.

Explicó que esta investigación tomó varios meses de una ardua labor por parte de los agentes de la División de Drogas de la Policía de San Juan, la Policía de Puerto Rico, el Departamento de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos y el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas.

Leave a Reply