Destrozos por lluvia y tornados

0
22

• En el Piedmont Triad y en otras áreas de Carolina del Norte la tormenta de varias horas causó cierre de carreteras y puentes, dejó cuatro muertos al igual que se registró el derrame de miles de galones de aguas residuales sin tratar en vías fluviales.

Por  Williams Viera|[email protected]

Piedmont Triad.- Lluvia, nieve, tornados, fuertes vientos, frío, árboles y postes de luz caídos, gente de la construcción sin poder trabajar, cierre de carreteras y puentes, cuatro muertos, inundaciones, cientos de miles de viviendas se quedaron sin energía al igual que innumerables negocios tuvieron que cerrar sus puertas por falta de fluido eléctrico mientras que miles de galones de agua residual cayeron en ríos y en arroyos debido a la tormenta que azotó a Carolina del Norte en el área rural, urbana y en las montañas.

Desde la noche del pasado miércoles, 5 de febrero, la lluvia empezó a caer con intensidad uniforme acompañada de un viento cortante que cada vez que soplaba bajaba la temperatura y el frío helaba los huesos. Entonces, en las siguientes horas, mientras la gente veía impotente aquel fenómeno, más de uno recordaba lo que decían los abuelos, “con tanta lluvia hasta caerán mujeres”.

Literalmente “no cayeron mujeres”, pero sí se registraron evacuaciones e inundaciones, de acuerdo con el Departamento de Transporte de Carolina del Norte, en los condados de Forsyth, Davidson, Watauga, Ashe, Alleghany, Davie, Stokes y Wilkes.

El recuento

La ciudad de Greensboro dio a conocer por intermedio de Twitter que, en seis horas, el 911 de esa área recibió 433 llamadas, incluidas 250 por casos de emergencia. Los informes incluyeron 24 llamadas por daños a la propiedad, 10 llamadas por lesiones personales y 41 accidentes en total.

En Winston-Salem fueron rescatadas 20 personas de las inundaciones en la tarde del pasado jueves, 6 de febrero, según información del Departamento de Bomberos.

En el Condado Randolph, según las autoridades, se registraron 30 árboles caídos junto a varias líneas eléctricas en Grays Chapel. 

Los propietarios de una casa en Grays Chapel contaron que se refugiaron en el baño luego de escuchar un sonido muy fuerte como “un tren de carga” que se acercaba, pero antes de esconderse vieron por las ventanas traseras “una pared de agua en rotación lateral que atravesaba lo que encontraba en el camino”.

Otro vecino de esa localidad dijo a los bomberos que un árbol cayó en el techo de su vivienda con lo que se produjo una fuga de gas.

 “Supongo que estamos bendecidos porque nadie resultó herido”, dijo.

Después del susto que vivieron, la gente de Grays Chapel se pregunta aún si lo que enfrentaron fue un tornado. Lo real es que este ha sido el peor daño que han tenido en esta parte del Condado de Randolph desde la tormenta de hielo del 2002.

Cerraron 

Según información del Departamento de Transporte de Carolina del Norte, un total de 41 carreteras fueron cerradas en el área del Triad al representar peligro como consecuencia de la lluvia y las inundaciones que se registraban en los Condados de Guilford, Forsyth, Alamance, Randolph, Davidson, Stokes, Rockingham, Yadkin y Davie.

Los muertos

De acuerdo con las autoridades, cuatro muertos dejó la tormenta. Dos de las víctimas fueron identificadas: Matthew Craver y Terry Roger Fisher.

Craver, de 20 años de edad y de Lexington, falleció en un accidente luego de perder el control del Mercedes Benz que conducía en la Interestatal-85 cerca de South Elm-Eugene Street; y Fisher, de 73 años y residente de Cherryville, iba en una camioneta que se varó bajo la lluvia y que se hundió en un terraplén de 25 pies.

 “El vehículo se volcó en un arroyo”, dijo la Patrulla de Carreteras. 

Aguas residuales

Mientras la gente vio pequeñas nevadas en High Point, Winston-Salem, Asheboro y Greensboro, en Boone, en el sector de las montañas el espectáculo blanco se hizo presente al igual que en los condados de Macon y Clay que llegaron a tener nieve acumulada de hasta 6 pulgadas.

Lo preocupante, sin embargo, fueron los 680 mil galones de aguas residuales sin tratar que cayeron en dos vías fluviales de Greensboro mientras que en High Point el derrame fue de 742.500 galones derramadas en ‘Deep River’, un afluente del lago Randleman.

El río Yadkin inundó, a lo largo de su recorrido, a la comunidad de Enon con una sustancia oscura y pastosa, parecida a la diarrea.

Leave a Reply