Presidente del Tribunal Electoral denuncia “golpe de Estado” en su contra

0
15
618510

MÉXICO JUSTICIA

Ciudad de México, 4 ago (EFE).- El presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) de México, José Luis Vargas, quien supuestamente fue destituido de su cargo este miércoles, llamó a los magistrados que votaron por su sustitución a respetar el orden legal y evitar un golpe de Estado.

Vargas, quien está acusado de corrupción y es investigado por el Gobierno, les pidió evitar una crisis constitucional.

“Señora y señores magistrados, los conmino a respetar el orden legal, a respetar a nuestras instituciones democráticas, a un diálogo franco y abierto, a honrar su compromiso con la constitución y las leyes que de ella emanan, y sobre todo a evitar una crisis constitucional en medio del proceso electoral; es lo menos que le debemos a la sociedad mexicana”, apuntó Vargas en un mensaje.

El texto de Vargas llegó unas horas después de que cinco de los siete magistrados del TEPJF nombrasen a un nuevo secretario de acuerdos para someter a votación el cese de Vargas, quien denunció un “golpe de Estado”.

“Lo sucedido constituye una ruptura constitucional y legal, por lo cual, esta presidencia sigue y seguirá llamando al diálogo, a la serenidad y a la institucionalidad”, señaló Vargas.

“Somos jueces constitucionales y tenemos que actuar a la altura de nuestra investidura. Los albazos no son la forma en como en una democracia constitucional se solventan las diferencias”, añadió.

Agregó que la sesión extraordinaria en la que fue destituido se llevó a cabo fueron del orden institucional y en la que magistrada Mónica Soto y él no participaron por lo que “es nula de pleno derecho”.

La convocatoria hecha por la magistrada Janine Otálora y la actuación como secretario general de acuerdos por el abogado Rodrigo Sánchez Gracia, nombrado en dicha sesión, “constituyen el ejercicio ilícito de funciones”, dijo.

Vargas también aprovechó para informar que la elección de la presidencia del Tribunal “es por periodo fijo y no existe la figura de revocación o destitución” por el Pleno de la Sala Superior como forma de terminación del cargo y que el término de su presidencia “concluye al cumplirse el periodo de 4 años, que en mi caso culminará en noviembre de 2023”.

BAJO INVESTIGACIÓN

La destitución de Vargas se produce mientras la Unidad de Investigación Financiera (UIF) investiga a Vargas tras encontrarle gastos de 36,7 millones de pesos (más de 1,8 millones de dólares) de 2013 a la fecha pese a haber declarado en ese periodo un ingreso de 16,7 millones de pesos (835.000 dólares).

El jurista llegó en 2016 a la Sala Superior del TEPJF nominado por el entonces presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018) y en noviembre pasado se convirtió en presidente del Tribunal Electoral.

La oposición ha acusado al magistrado de estar sesgado a favor del partido en el poder de turno, que ahora es el Movimiento Regeneración Nacional (Morena) del presidente Andrés Manuel López Obrador, mientras que sus colegas han expresado descontento por su comportamiento errático.

“Les quiero reconvenir de la manera más respetuosa que estén a la altura, que no estén intentando o provocando un golpe de Estado, porque sencillamente no existe esa atribución para pretender evaluar a la presidencia”, expresó Vargas.

El magistrado suspendió la sesión, pero el resto de sus colegas, con excepción de Mónica Soto, convocaron a una nueva en la que el primer orden del día fue removerlo del cargo.

Votaron de forma unánime elegir como presidente a Reyes Rodríguez Mondragón, quien deberá terminar el cargo de cuatro años que inició Vargas.

La crisis del TEPJF, el máximo tribunal de los procesos electorales de México, ocurre mientras el presidente López Obrador ha arremetido contra el órgano y exigido una nueva reforma electoral para tener “jueces independientes”.

618510