Destituido el comandante saudí de las tropas de la coalición en Yemen por corrupción

0
33
255887

A.SAUDÍ CORRUPCIÓN

El Cairo, 1 sep (EFE).- El rey Salman bin Abdulaziz Al Saud de Arabia Saudí ordenó la destitución del comandante de las fuerzas conjuntas saudíes y de la coalición internacional en Yemen, Fahd bin Turki bin Abdulaziz Al Saud, y varios oficiales y empleados del Ministerio de Defensa por presunta corrupción.

La agencia oficial SPA señala que la decisión fue tomada en base al informe del príncipe heredero, Mohamed bin Salman, sobre “transacciones financieras sospechosas que fueron detectadas en el Ministerio de Defensa”.

La orden también afecta a su hijo, el príncipe Abdulaziz bin Fahd bin Turki bin Abdulaziz Al Saud, vicegobernador de la provincia de Al Yauf, en el norte del país, que también ha sido destituido.

Los dos y otros cuatro funcionarios, cuyos nombres fueron publicados sin dar más detalles sobre sus cargos o rango, han sido remitidos a una investigación.

Arabia Saudí encabeza desde 2015 una coalición internacional que interviene en el Yemen en apoyo al Gobierno internacionalmente reconocido Abdo Rabu Mansur Hadi frente a los rebeldes hutíes.

El Gobierno que dirige de facto Bin Salman ha venido haciendo purgas de príncipes, empresarios y responsables bajo supuestos cargos de corrupción.

En marzo se anunció la detención de casi 300 personas y la investigación de varios centenares más por presunta corrupción.

El pasado 7 de marzo, medios estadounidenses informaron de los arrestos del príncipe Ahmed bin Abdulaziz, hermano menor del rey Salman, y Mohammed bin Nayef, sobrino del rey y anterior príncipe heredero.

La importancia de los detenidos, a los que supuestamente se les acusa de un intento de golpe, alimentó los rumores sobre un empeoramiento del estado de salud del rey Salman y un inminente proceso de sucesión.

A finales de 2017, Arabia Saudí llevó a cabo una inédita campaña de detenciones de decenas de príncipes, políticos en puestos clave y grandes empresarios en una acción que, según el reino, respondió a una operación contra la corrupción.

La guerra en Yemen ha sido ampliamente criticada por la comunidad internacional y ha metido al país en un callejón sin salida que mantiene a cerca del 80% de la población dependiente de la ayuda internacional en lo que la ONU ha calificado como la peor catástrofe humanitaria del planeta. EFE

sy-ar-jlp/ppa/rml