Descubren a indocumentados con pasaportes de EE.UU. falsos en la frontera

0
5
664679

INMIGRACIÓN

Los Ángeles, 15 sep (EFE News).- Tres indocumentados intentaron evadir a las autoridades migratorias presentando pasaportes estadounidenses falsificados para evitar su detención cerca a la frontera de Texas, informó este miércoles la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

El incidente ocurrió durante la madrugada del 11 de septiembre, cuando los agentes de la Patrulla Fronteriza (BP) asignados a la zona norte de Laredo, en Texas, realizaban inspecciones migratorias a bordo de un autobús comercial de pasajeros.

Durante las inspecciones, los agentes descubrieron a tres personas indocumentadas que presentaron tarjetas de pasaporte estadounidenses fraudulentas.

El supuesto documento emulaba a las tarjetas pasaporte que sirven a los estadounidenses para ingresos por las fronteras terrestres, en vez de usar el libro de pasaporte.

Los indocumentados detenidos fueron identificados como Jesús Ayala-Cano, un mexicano de 30 años, Leabardo De Lira-Cruz, un ciudadano del mismo país y de 32 años, y Lucas Mancia, guatemalteco de 24 años.

CBP resaltó en el comunicado que el uso de documentos fraudulentos es otra táctica que utilizan las organizaciones criminales para aprovecharse de los migrantes sabiendo que serán atrapados por las autoridades.

El Departamento de Justicia ya había advertido en mayo pasado sobre el uso de documentos falsos.

Angela Dodge, vocera del Departamento de Justicia para el Distrito Sur de Texas, explicó en un comunicado que es “ilegal hacer a sabiendas y deliberadamente una declaración o representación materialmente falsa, ficticia o fraudulenta en un asunto bajo la jurisdicción del Poder Ejecutivo, Legislativo o Judicial del Gobierno”.

En pocas palabras, mentir a un funcionario o portar documentos falsos es un crimen que puede ser juzgado y que puede llevar una condena.

En este sentido, el Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) advierte que “según la ley, un extranjero es inadmisible o deportable si el extranjero se representa falsamente a sí mismo como ciudadano de Estados Unidos para cualquier propósito”.

La única excepción que el Congreso estableció a la inadmisibilidad por declaración falsa de ciudadanía estadounidense requiere que cada padre del extranjero sea o hubiese sido ciudadano estadounidense, el extranjero hubiese residido permanentemente en EE.UU. antes de los 16 años y que el esta persona creyera razonablemente que era ciudadano del país cuando afirmó serlo, añade la agencia.