Más allá de que la derrota de Veracruz ante León en el Puerto le dio un poco de vida a Lobos, el descenso podría definirse en la jornada 16, ya que si el conjunto de la BUAP pierde en la Mon-terrey ante Rayados, no importa lo que pase ni con los Tiburones ni con Querétaro en sus últi-mos dos juegos.

La única forma en que la lucha por no descender se mantenga viva hasta la última jornada, es que Lobos saque un buen resultado de visita, algo que luce extremadamente complicado, pero no imposible.

El problema para los de la BUAP es que si, por ejemplo, empatan ante Rayados, un triunfo de Veracruz ante Toluca en el Nemesio Diez, le daría automáticamente la salvación a los jarochos y descendería a los poblanos, ya que ni siquiera ganando en la última fecha y perdiendo los Ti-burones en la J17, Lobos se salva.

Si Lobos empata ante Rayados, deberá vencer en la última jornada a Puebla y esperar a que Veracruz, por mucho saque dos puntos de sus últimos dos partidos, ante Toluca y ante Cruz Azul.

En cambio, si la BUAP gana en Monterrey y también derrota a La Franja en la jornada 17, el que descendería es Veracruz, sin importar que los escualos ganen sus últimos dos partidos.

Leave a Reply