De la pandemia nadie se escapa

La comunidad inmigrante hispana, especialmente la mexicana, lamenta el deceso del ‘Payaso Tony’ que está entre los primeros 100.000 muertos infectados por el corona virus en Estados Unidos. Los afroamericanos y los hispanos son los más afectados por el denominado ‘enemigo invisible’.

0
46

Por Williams Viera | [email protected]

“Un amigo de la risa nos dejó por culpa de esta pandemia de la que nadie se escapa. Todos estamos afectados, pero no de la misma manera y eso le sucedió al ‘Payaso Tony’, un amigo muy conocido”, dijo Mario García mientras le corría un río de lágrimas por las mejillas.

Según García, el ‘Payaso Tony’ había llegado de México para realizar algunas presentaciones en las Carolinas, Norte y Sur, y en dos ciudades de Florida, en donde era conocido y respetado por el humor que desplegaba en su cotidianidad de carcajadas.

“Hago reír, luego soy artista”, dijo alguna vez el ‘Payaso Tony’ en una de sus presentaciones en Winston-Salem, ‘ciudad del arte y la innovación’, en la que según contaron sus amigos falleció como consecuencia del dichoso fantasma que recorre el mundo.

García, quien en esta crónica es el ‘reportero ciudadano’ por aquello de las redes sociales y de lo que se conoce como sociedad digital o sociedad móvil, aseguró que el personaje mencionado al tener sus documentos migratorios se rebuscó un trabajo para obtener un poco de dinero, pero se decretó el confinamiento debido al coronavirus y sólo pudo conseguir ser portero de una tienda hispana.

“Sólo tenía que permitir el ingreso a ese lugar de cierto número de personas. Si salía un cliente, ingresaba uno. Y durante el tiempo que estuvo nunca utilizó una máscara de prevención. A los pocos días de estar cumpliendo su función, se infectó y dejó de ir al trabajo. A esa tienda, porque salieron contagiados algunos empleados, le ordenaron que debía cerrar sus puertas”, dijo García.

Es un número
El caso del ‘Payaso Tony’, en Estados Unidos, se convirtió en uno de los 100.000 muertos del Covid-19, según el conteo de la Universidad Johns Hopkins.

El mensaje es claro. Durante estos meses se retrató la brecha racial y social de la nación de las barras y las estrellas y atacó con dureza a los pobres y más a las minorías, renglón en el que aparecen los afroamericanos y los inmigrantes, sobre todo para los que provienen del otro lado de la frontera sur.

En tanto, el aspecto económico fue un dolor de cabeza para el ‘Payaso Tony’ que no pudo realizar sus presentaciones. Entonces, tuvo que buscar un trabajo diferente que le diera para regresar a Iguala, Guerrero, con algún dinero, pero en el camino perdió la batalla y se convirtió, sin querer, en alguien dentro del número de víctimas en el marco de la pandemia en vez de una fría cifra.

Pero en ese ir y venir de hechos, en el que fallecía el ‘Payaso Tony’, los economistas preveían que en el segundo trimestre de 2020, que está en curso, el PIB estadounidense mostrará un declive cercano al 30%, el peor desde la Gran Depresión de 1929.

“Él decía que ‘la aparición del virus en Estados Unidos lo tomó por sorpresa y le obligó a quedarse, pero mientras pasaba este mal momento había que disfrutar de la vida mientras dura’. Sin duda que el ‘Payaso Tony’ vivió la muerte como una parte de la vida”, dijo García, ‘el reportero ciudadano’.

En tal circunstancia, el ‘Payaso Tony’ murió de civil y no de payaso mientras la tasa de desempleo, en la nación más poderosa del mundo, se disparó a 14,7% en abril y sigue en aumento, según expertos, con más de 40 millones de personas que han pedido subsidio de desempleo desde mediados de marzo, de acuerdo a cifras oficiales divulgadas.

Ahora que la actividad comienza a reabrirse, la pregunta que se plantean los expertos es: ¿cuánto tiempo demorará en recuperarse la economía estadounidense?, pero la respuesta depende de factores aún inciertos como el tiempo que el virus siga presente o si habrá una segunda ola de infecciones. Ese es “el meollo de la cuestión”, como diría ‘Cantinflas’.