De indocumentados, ilegales, mexamericanos y cosas peores

0
207

Recientemente llegó a mis manos un libro muy interesante ya que no solamente nos identifica con un termino no racista sino hasta cierto punto totalmente cierto, ya que todos los que aquí nos encontramos somos ‘mexamericanos’, todos los que de alguna forma cruzamos la frontera legal o ilegalmente para venir a chambear del lado pavimentado. Hemos estado participando culturalmente en el desarrollo de lo que somos y que difícilmente dejaremos de ser.

Este libro titulado “Mexamerica una cultura naciendo” fue escrito por una mexiamericana notable, ya que no solo fue mi compañera de secundaria y prepa en la Ciudad de México, sino porque también escribe crónicas sobre la vida cultural y política hispana, con muchísimas publicaciones tanto en México como en USA.

En este libro impreso por Ediciones Proceso, la escritora Fey Berman, hace un recuento de lo que hemos sido culturalmente hablando por más de 40 años  y trata temas variados, desde las estrellas hispanas en Broadway, política, el fenómeno mexneoyorkino, el mixteco que florece más aquí que allá, museos, artistas mexicanos que han dejado su huella en este país. En fin, una lectura muy agradable,  muy importante ya que finalmente alguien nos define y no como Mr. Trumpas,  ya que ni todos somos delincuentes ni todos somos violadores.

Gracias al presidente vivimos tiempos duros y no solo de este lado, también del otro y si no pregúntenle a la exembajadora de USA en México,  Roberta Jacobson,  quien ha dejado un hueco más en la administración que maneja Mr. Trumpas, en donde mas del 66% de las posiciones, o nunca fueron llenadas o simplemente siguieron el camino de la renuncia,  como lo hizo Jacobson la semana pasada.

La decisión de la ahora exembajadora deja un enorme hueco para la relación bilateral, ya que Jacobson era tal vez la persona del gobierno estadounidense con mayor y más profundo conocimiento de los vínculos entre nuestros países. Parte de la bronca es que Jacobson era una pieza remanente del gobierno anterior, yes, fue nombrada por Obama, y aparte de ser demócrata, era odiada por Mr. Trumpas, así que el que haya durado más de un año debe considerarse como una hazaña.

Roberta Jacobson era por sus ideales y conocimientos la persona ideal para arreglar las regadas de tepache del Trumpas, y era lo realmente opuesto al gringo feo, a ese rostro que representa lo más negativo. Espero que el próximo embajador que nos mande Mr. Trumpas, si es que alguien se anima, tenga por lo menos la inteligencia y clase que Mrs. Jacobson derrochó por México, y como narra Mrs. Berman en su libro, espero que spique espanich.

Leave a Reply