Dawn Hudson abandonará su cargo como directiva de la Academia de Hollywood

0
8
701623

ÓSCAR

Los Ángeles (EE.UU.), 18 oct (EFE).- Dawn Hudson, consejera delegada de la Academia de Hollywood, no renovará su cargo y buscará un sustituto tras más de una década al frente de la institución encargada de entregar los Óscar.

Hudson anunció este lunes su intención de retirarse de la Academia de Hollywood, que bajo su mandato amplió su membresía de unos 6.000 integrantes a los más de 10.000 miembros actuales y que, como legado, deja de la reciente apertura del Museo de los Óscar en Los Ángeles (EE.UU.).

“Después de más de diez años y de una apertura increíble y exitosa del nuevo museo, he decidido que cuando este período concluya habrá llegado el momento de explorar otras oportunidades y aventuras, ya que esta difícilmente se puede superar”, aseguró en un comunicado.

La ejecutiva, que comparte su cargo directivo con el presidente de la Academia, David Rubin, impulsó desde su llegada en 2011 la presencia digital de los Óscar, una marca con casi un siglo de historia que se ha tenido que adaptar a los nuevos tiempos de la industria cinematográfica.

Entre otros aspectos, Hudson tuvo que lidiar con la aparición de plataformas televisivas como Netflix, capaces de hacer frente a los estudios tradicionales, y con las dos grandes olas de cambio en Hollywood: el movimiento feminista #MeToo y las protestas raciales.

En 2017, cuando se conocieron las primeras acusaciones contra Harvey Weinstein -ahora condenado a prisión por varios delitos sexuales-, la Academia expulsó al productor de sus filas y elaboró un rígido código de conducta para todos sus miembros.

Al mismo tiempo, casi duplicó el número de integrantes para potenciar la diversidad y responder a las quejas que describían a la Academia como una institución dominada por hombres blancos. Sus filas pasaron de unos 6.000 a más de 10.000 miembros.

Sus medidas nunca han estado exentas de polémica, entre los que consideraron que no eran suficientes y quienes opinaron que los Óscar han primando las cuestiones identitarias frente al interés artístico.

“Hemos logrado tanto juntos que ha sido muy importante para mí: nuestro compromiso continuo con la representación y la inclusión; adaptar la Academia a una institución global y digitalmente sofisticada; y la creación del museo de cine más importante del mundo, que será el destino de los fanáticos del cine durante décadas”, concluyó.