Dani “Samurai” Pedrosa, un probador de lujo

0
10
623506

MOTOCICLISMO G.P. ESTIRIA MOTOGP

Spielberg (Austria), 10 ago (EFE).- El español Dani Pedrosa hizo honor al “muñeco Samurai” que a lo largo de toda su carrera deportiva le acompañó en el casco y en el Gran Premio de Estiria de MotoGP que se disputó el pasado fin de semana en el circuito Red Bull de Spielberg demostró con “honor” que es un probador de auténtico lujo para KTM.

Su retirada de la competición tuvo, en cierta medida, un sabor agridulce pues tras toda una carrera deportiva con el fabricante Honda pareció que la relación entre las partes se había enturbiado y que las sensaciones no eran las mismas, una idea que se reforzó más si cabe al ver como firmaba por la fábrica austríaca KTM.

Y no han podido tener mayor acierto los responsables de Mattighoffen que han visto como su RC 16 ha crecido de manera exponencial desde que Dani Pedrosa se ocupa de los “menesteres” de evolución de la misma y su participación en el Gran Premio de Estiria es buena prueba de ello.

Ya en la jornada previa Pedrosa puntualizó ante la prensa que no se trataba de un regreso, simplemente un punto más en su cometido como probador para “testar” en pista aquellos aspectos que no podía calibrar durante y sus pruebas y que “sólo” se podían percibir en ambiente de competición, aun a pesar de los riesgos que ello conlleva y que, precauciones aparte, le tocó sufrir “en sus carnes” en la carrera del domingo, aunque el peor parado acabase siendo el italiano Lorenzo Savadori (Aprilia RS-GP).

Pedrosa se cayó en la curva tres del trazado, a decir de todos la más peligrosa del circuito austríaco, aunque no la única, con la mala suerte de que su moto se quedó en mitad de la trazada y ahí llegaron los momentos de pánico para el piloto de Castellar del Vallés, que vio pasar por su lado a muchos rivales, que afortunadamente no lo atropellaron, hasta pudo salirse de la pista y ver como Savadori no podía esquivar su moto e impactaba contra ella.

Las imágenes del momento resultaron espeluznantes y la secuencia posterior muy preocupante y peligrosa al estallar los depósitos de ambas motos y comenzar a arder como una tea en mitad de la pista mientras un Lorenzo Savadori renqueante por la lesión que se produjo en un pie salió del circuito como pudo mientras los controles de pista comenzaban a apagar el incendió.

“Me he asustado, no voy a mentir, me he asustado porque hace poco pasó lo de Jason -Dupasquier- y lo de Aragón con Hugo Millán. En ese segundo, porque todo pasa muy rápido, piensas: ‘No, esto no, otra vez’ y ese susto lo hemos tenido no sólo yo, también todo el equipo, amigos y familia. Pero bueno, ha salido bien” explicó Dani Pedrosa tras el percance sobre sus sentimientos en ese instante.

Y eso que el piloto español no supo dar una explicación de el porqué de la caída: “No sé por qué he tenido esta caída, quizá he tocado la línea interior o el neumático aún estaba un poco frío en el lado derecho y estaba en la curva en máxima inclinación, he intentado levantar la moto pero no la he levantado y estaba en el suelo”.

“Me he quedado en mitad de la pista y, desafortunadamente, Savadori ha chocado con mi moto y se ha hecho daño. Lo siento por él. Yo he tenido mucha suerte pues creo que no había tenido esta situación antes en mi carrera y ha sido un poco de shock ver a todas las motos pasar cerca. Por suerte todo ha ido bien”, destacó sobre el percance entonces Dani Pedrosa.

Esa situación obligó a Dirección de Carrera a mostrar bandera roja, obviamente, momento que bien podría haber aprovechado el piloto de Castellar del Vallés para quedarse tranquilo en su taller y no seguir arriesgando, máxime cuando la moto que tenía preparada para la carrera había quedado literalmente destrozada por el incendio, pero una vez más Pedrosa demostró su calidad.

“Sinceramente, ha sido todo bastante rápido, se ha enganchado una cosa tras otra y cuando ya he salido del lío, lo primero que pensé fue en la gente que estaba en casa, en mi familia y mis amigos: ‘Seguro que están pensando que quién me manda a mí venir aquí’. Después he ido hacia boxes y cuando he llegado me han dicho que ‘si no quieres salir, no pasa nada’, pero les he dicho que ‘estoy aquí, he venido a hacer esto y voy a salir. Me lo tomaré con más calma, pero voy a salir”, toda una reacción de Samurai ¿O no?

Y salió a la carrera he hizo su trabajo que, como siempre mientras estuvo “en activo”, explicó de manera muy escueta al señalar que “lo único que puedo decir por ahora es que sí he visto cosas, y tengo algunas ideas más claras sobre las zonas en las que deberemos enfocar el desarrollo de la moto en el futuro. Eso es bueno, porque tenemos una idea de dónde enfocar las energías”.

Juan Antonio Lladós