Cuestionan legalidad en muerte de Rubén Galindo

0
89

Por César Hurtado | [email protected]

Charlotte, NC.- “La discusión de la legalidad de la acción de la Policía (en la muerte de Rubén Galindo) se centra en el momento en que se efectuó el disparo; todos los otros hechos previos, aunque importantes, no deberían ser considerados”, aseguró el abogado Luke Largess, invitado al conversatorio organizado por la organización Action NC en torno al uso de fuerza letal por parte de agentes de la Policía de Charlotte Mecklenburg (CMPD).

El evento se realizó el pasado viernes en el auditorio de La Casa Internacional y contó además con la presencia de Robert Dawkins, director político de Action NC, Azucena Zamorano, viuda de Rubén Galindo y un numeroso grupo de miembros de la comunidad.

Héctor Vaca, director ejecutivo de Action NC, señaló que el propósito de la actividad era conocer el sentir de la comunidad y posteriormente, a través de otro encuentro, transmitirlo a la Policía.

Recordando las normas legales de los años 80, Largess aseguró que en aquellos tiempos “las leyes de los estados del sur” otorgaban la posibilidad a los agentes de los Departamentos de Policía “de disparar a cualquier persona que huyera de ellos”. Una norma que, añadió, cambió en 1986 tras la trágica muerte de un niño “que robó fruta y saltó una reja”.

“La pregunta es si cuando el oficial disparó fue una acción razonable contra Rubén, bajo la Ley de Carolina del Norte.  Hay que olvidar todo lo demás.  Hay que examinar solo el hecho de los oficiales al disparar”, precisó el letrado, subrayando que “la pregunta será si es razonable disparar contra una persona que tiene las manos arriba” y bajo órdenes contradictorias.

La reunión debió abrir con el testimonio de la viuda de Galindo, pero su estado emocional -tras la exhibición de los videos policiales que registran la muerte de su pareja- no lo permitió, por lo que recibió la ayuda de una vecina que fue testigo de los hechos.

En declaraciones a HOLA News, Vaca dijo que no se encontraba satisfecho con la respuesta del jefe Kerr Putney durante un evento realizado en el Centro Comunitario Camino.  “Me dio la impresión que solo deseaba disculparse con la familia pero nunca puso en duda la actuación de sus agentes”, aseguró el dirigente, quien pidió que la Fiscalía continúe con su investigación y se sancione de manera ejemplar a quienes acabaron con la vida de Galindo. “No podemos aceptar la muerte de una persona de esta manera”, subrayó.

Leave a Reply