Cuba supera las 2.000 muertes por covid-19 en más de un año de pandemia

0
6
599760

CORONAVIRUS CUBA

La Habana, 20 jul (EFE).- Cuba superó este martes las 2.000 muertes por covid-19 desde el inicio de la pandemia en marzo del año pasado, y acumula 2.019 decesos tras los 53 confirmados en las últimas 24 horas, según el Ministerio de Salud Pública (Minsap).

Las autoridades sanitarias notificaron además 6.057 nuevos casos con lo cual el país caribeño suma 294.449 positivos al SARS-Cov-2 hasta el momento.

Para diagnosticar los positivos de la última jornada, 35 de ellos importados, se procesaron 43.808 muestras.

En los hospitales y centros de aislamiento están ingresadas 59.755 personas: 35.617 casos activos -148 críticos y 176 graves-, 18.790 con síntomas sospechosos y el resto en vigilancia epidemiológica.

La provincia occidental de Matanzas lidera la mayor cantidad de enfermos en el día con 1.449, seguida por La Habana (917) y la central Cienfuegos (853).

La crisis sanitaria, especialmente en Matanzas, fue uno de los detonantes de las masivas protestas antigubernamentales de hace una semana en el país.

En las zonas de riesgo, incluida la capital, se realiza un estudio de intervención sanitaria con Abdala y Soberana 02, las dos fórmulas más avanzadas de las cinco que desarrolla Cuba contra el coronavirus.

La primera de ellas, que mostró una eficacia del 92,2 % en los ensayos clínicos, recibió la autorización de uso de emergencia y es la primera vacuna latinoamericana contra el coronavirus.

En tanto, Soberana 02 sigue a la espera de esa autorización tras mostrar una eficacia de 91,2 % con un esquema de dos dosis de esa fórmula y un extra del suplemento Soberana Plus, otro de los compuestos que investigan científicos de la isla.

Más de 3 millones de cubanos de los 11,2 millones que viven en la isla han recibido al menos una dosis de esas fórmulas como parte de los ensayos clínicos y estudios de intervención desarrollados en paralelo al sanitario.

Cuba no ha comprado vacunas en el mercado internacional, ni forma parte del mecanismo Covax de la OMS creado para que los países de ingresos medios y bajos accedan a las mismas.