Cuba inicia la campaña tabacalera 2021-2022 con la siembra de 25.000 hectáreas

0
4
692371

CUBA TABACO

La Habana, 10 oct (EFE).- Cuba inicia este domingo la siembra de 25.000 hectáreas de tabaco -uno de sus principales productos exportables- en todas las zonas dedicadas a este tradicional cultivo en la isla, informó la empresa estatal Tabacuba.

Unos 13.800 productores de la aromática hoja asociados a cooperativas y unidades empresariales se disponen a llevar a cabo la campaña agrícola 2021-2022, en la que está prevista la obtención de 27.000 toneladas de tabaco a partir de un rendimiento promedio de 1,10 toneladas por hectárea.

Los preparativos para el inicio de las siembras se centraron en la capacitación a los especialistas, técnicos, supervisores y productores, la fertilización y protección ante posibles plagas y enfermedades mediante productos biológicos, las nuevas tecnologías, así como el mantenimiento y reparación de la maquinaria agrícola, los equipos de riego y las instalaciones para curar el tabaco.

El grupo empresarial Tabacuba es el encargado de dirigir la actividad tabacalera cubana en todas las fases desde la producción agrícola, la preindustria y la producción industrial hasta la comercialización, la logística y el desarrollo.

El final de esa cadena es la comercialización de los productos del tabaco cubano que incluye los tabacos prémium (torcidos a mano), los hechos a máquina y los cigarrillos, todos fabricados bajo una serie de marcas y formatos.

La mayor área productora del país se ubica en la provincia occidental de Pinar del Río, donde se plantarán 16.373 hectáreas, 760 de ellas destinadas al tabaco tapado -con tela-, que aporta las capas para la elaboración de los afamados puros habanos.

Esa emblemática zona tabacalera cubana también prevé la siembra de 510 hectáreas de la variedad Virginia, con el encargo de suministrar esa materia prima a una fábrica de cigarrillos situada en la zona del Mariel, de su vecina provincia Artemisa.

Pinar del Río proyecta aportar en la próxima cosecha 17.600 toneladas de tabaco, aunque las autoridades del sector han señalado que tienen carencias de insumos debido a la crisis global generada por la pandemia de covid-19 y el reforzamiento del embargo económico que aplica Estados Unidos al país caribeño.

En la provincia central Ciego de Ávila, otra de las zonas productoras, la empresa responsable del cultivo de tabaco refirió que su meta es sembrar 462 hectáreas en las modalidades de tapado y sol palo -hasta el cierre de la campaña en diciembre próximo- con el objetivo de obtener 171 toneladas de la hoja.

La industria del tabaco representa el cuarto sector que más ingresos aporta al producto interno bruto (PIB) de Cuba, y las ventas por exportaciones alcanzaron en 2020 los 507 millones de dólares, según datos de la compañía hispano-cubana Habanos, que comercializa las exclusivas marcas de puros del país caribeño.

El sector emplea a unos 200.000 trabajadores en la isla, que se elevan hasta los 250.000 en el pico de la cosecha.