Cuatro migrantes mexicanas detenidas en EE.UU. fueron liberadas en diciembre

0
15
399120

INMIGRACIÓN

México, 19 ene (EFE News).- Cuatro de las cinco migrantes mexicanas que permanecían detenidas en el centro de detención migratoria de Irwin (Georgia, EE.UU.) y que fueron víctimas de malas prácticas médicas fueron liberadas en diciembre en aquel país, informó este martes la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México.

La SRE indicó que las cuatro mujeres, identificadas como potenciales víctimas de abuso y negligencia médica por parte del ginecólogo Mahendra Amin, fueron liberadas en territorio estadounidense en diciembre de 2020.

“Las cuatro connacionales fueron puestas en libertad luego de que sus abogados interpusieran un recurso legal conocido como Fraihat. Este recurso permite solicitar a las autoridades migratorias liberar a una persona que no está recibiendo los cuidados médicos adecuados”, explicó la Cancillería mexicana.

Señaló que el Consulado General de México en Atlanta continúa brindando asistencia consular a las diez mujeres mexicanas identificadas como presuntas víctimas de negligencia y abuso ginecológico, por lo que colabora con sus representantes legales.

El Consulado continúa ademas apoyando al equipo legal que prepara una demanda colectiva por los hechos ocurridos en el centro de detención migratoria.

A mediados de noviembre, la Cancillería avisó que ya diseñaba una estrategia contra la deportación de connacionales que se encuentran en el centro de detención migratoria de Irwin.

En aquel momento señaló que la deportación “podría tener un impacto negativo en la posible demanda colectiva que se interponga en contra de las autoridades de Estados Unidos”.

A finales de octubre, la Cancillería mexicana dijo que preparaba denuncias por los presuntos abusos médicos contra mujeres migrantes mexicanas en el citado centro de detención migratoria.

Indicó que tenía identificadas a nueve mujeres mexicanas que recibieron atención ginecológica por parte de Mahendra Amin, el médico a quien se acusa de abuso y negligencia médica.

El escándalo se destapó el 14 de septiembre luego de que varias organizaciones de derechos humanos presentaran una queja ante la Oficina del Inspector General del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de EE.UU. para denunciar una serie de “prácticas peligrosas”, entre ellas la extirpación del útero de varias mujeres, que ocurren en el centro de Irwin, basada en el testimonio de una enfermera que trabajó allí.

De acuerdo con el congresista por Nueva York Adriano Espaillat, decenas de mujeres (hasta ahora se han documentado 57 casos), que han estado recluidas en el Centro de Detención de Irwin han testificado que han sido sometidas a “cirugías médicas invasivas e innecesarias”, incluyendo histerectomías.