Cae la afluencia de haitianas en un hospital dominicano tras las deportaciones

0
5
735018

R.DOMINICANA HAITÍ

Santo Domingo, 15 nov (EFE).- La afluencia de pacientes haitianas disminuyó drásticamente este lunes en un importante hospital de Santo Domingo, a consecuencia del efecto disuasorio causado por la detención y expulsión del país, desde la semana pasada, de cientos de inmigrantes haitianas embarazadas.

En el Hospital Materno Infantil San Lorenzo de los Mina, uno de los lugares donde los oficiales de Migración capturaron a las haitianas la semana pasada, la cifra de pacientes extranjeras era este lunes un 30 % inferior a la habitual.

El director de centro sanitario, Leonardo Aquino Rosario, señaló en declaraciones a Efe que después de ponerse en práctica algunas medidas para controlar la migración “ha mermado la asistencia de las nacionales haitianas, sobre todo por la vía de las consultas externas”.

La Dirección General de Migración (DGM) comenzó a deportar el pasado martes mujeres haitianas en estado de gestación, como parte de un paquete de medidas anunciadas para frenar la inmigración ilegal desde el país vecino.

No obstante, al centro “siempre vienen vía emergencia las parturientas y niños” de esa procedencia, pero desde la aplicación de esas medidas migratorias “ha mermado en un 30 % esa asistencia vía consulta”, indicó Aquino Rosario.

El doctor señaló que la falta de seguimiento en las consultas en el embarazo puede acarrear problemas médicos, entre ellos anemia, infección, desnutrición, trastornos hipertensivos (preeclampsia y eclampsia), así como complicaciones que pueden derivar en la muerte de la madre.

Ese podría ser el resultado para las futuras madres que decidan no acudir a los chequeos rutinarios por miedo a ser interceptadas por miembros de Migración o del Ejército, tal y como ha ocurrido desde que comenzaran los retornos forzosos.

Según señaló el director del hospital, no se han producido detenciones de mujeres gestantes dentro de las instalaciones de Los Mina, y tampoco han quedado bebés separados de sus madres en el área de neonatos.

“Migración, como tal, no ha estado dentro del recinto de la institución, y mucho menos con persecución de las usuarias”, dijo el doctor, que tampoco tiene constancia de que la DGM “haya estado en la periferia” del centro, aunque según diversas denuncias, muchas detenciones se han efectuado en el entorno de maternidades.

La ley de Migración dominicana faculta a la DGM a deportar de forma automática a cualquier inmigrante en condición irregular, pero el reglamento que regula esta ley prohíbe detener a mujeres embarazadas.

Con las medidas adoptadas, los hospitales públicos solo atenderán a extranjeros indocumentados en casos de emergencia médica y se prohibirá la entrada al país de mujeres embarazadas de más de seis meses si no cuentan con el seguro médico correspondiente.

735018735018