San Diego.- La caravana de miles de inmigrantes procedente de Honduras que se aproxima a la frontera de EE.UU. tendrá una respuesta humanitaria y el “cruce” se hará de manera “ordenada”, señalaron las autoridades estadounidenses en una visita a la frontera entre Caléxico (California) y México.

La secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, quien visitó la frontera para presentar el recién reforzado muro fronterizo de 9,14 metros de altura, señaló que todas las agencias gubernamentales trabajan para asegurar que “todas las opciones estén sobre la mesa” para frenar el flujo ilícito de inmigrantes que se aproxima a la demarcación con México.

Por su parte, la jefa del sector El Centro de la Patrulla Fronteriza, Gloria Chávez, resaltó: “aquí (en la frontera estadounidense) vamos a tener un cruce ordenado; humanitario, pero ordenado, porque eso es lo que nosotros hacemos. Lo hacemos como se tiene que hacer”.

“Vi las imágenes del cruce de Guatemala a México. Quiero aclarar que eso no va a suceder aquí”, subrayó Chávez.

Nielsen presentó el primer tramo completado de dos millas con un nuevo muro -con más del doble de altura que la anterior-, que reemplaza a la malla instalada en los años 90.

“Los muros funcionan, esa no es mi opinión, no es un lema, no es un mensaje político, es un hecho”, insistió la funcionaria en la conferencia de prensa donde se le cuestionó que, más que un “muro”, como lo ha llamado Trump, lo visto es una “barda”, pero Nielsen coincidió con el discurso del presidente estadounidense. “Para mí, esto parece un muro”, subrayó.

A la espera de una posible llegada de la caravana de inmigrantes centroamericanos que pretenden solicitar asilo político al Gobierno de EEUU, Nielsen reiteró que el Congreso debe reformar el proceso actual para “proteger a quienes lo necesitan y asegurar que nadie tomará nuestros beneficios humanitarios de forma fraudulenta”.

Tanto Chávez como la secretaria de Seguridad Nacional defendieron la construcción del “muro” como una estrategia para disuadir el cruce irregular de personas indocumentadas.

El pasado domingo, miles inmigrantes de la segunda caravana, en su mayoría hondureños rompieron la valla metálica que separa a Guatemala de México y después de un enfrentamiento con la policía cruzaron corriendo y gritando a territorio mexicano.

SHARE

Leave a Reply