Criticas al Gobierno turco por prohibir vender alcohol en el confinamiento

0
4
502771

TURQUÍA CORONAVIRUS

Estambul, 28 abr (EFE).- El Gobierno turco prohibirá la venta de alcohol durante el confinamiento completo del país, que empieza mañana por la tarde y dura hasta el 17 de mayo, una decisión que ha provocado críticas de la oposición y de propietarios de comercios locales.

“Nos han avisado de un día para otro y el Gobierno no nos ofrece ayudas para estas tres semanas que nos prohíben vender alcohol. Ahogan al pequeño comercio”, señala hoy a Efe Ali, dueño de uno de los comercios afectados.

Ali, propietario de un ‘tekel’, un pequeño negocio presente en todos los barrios con licencia de venta de alcohol, cree que muchos trabajadores seguirán vendiendo “para sobrevivir” pese a enfrentarse a multas de las autoridades.

El nuevo confinamiento extiende a toda la semana las restricciones que desde noviembre ya se aplicaban los fines de semana en muchas provincias del país, incluyendo la prohibición de venta de alcohol.

Durante el confinamiento completo solo se podrá salir a comprar o para acudir al médico y quedan exentos de las restricciones las profesiones indispensables.

“La circular es muy clara. (Las licorerías) no están incluidas en las exenciones y estarán cerradas”, señaló anoche el ministro del Interior, Süleyman Soylu.

Soylu declaró anteriormente que el alcohol es un “conductor de aumento de casos” del coronavirus.

La prohibición de la venta de alcohol coincide con el Ramadán, donde el consumo de alcohol por parte de los musulmanes más piadosos se considera particularmente negativo.

La decisión ha provocado las críticas del principal partido opositor, el socialdemócrata CHP, que asegura que el presidente del país, el islamista Recep Tayyip Erdogan, está intentando imponer sus valores islámicos a la población.

“Imponen prohibiciones para configurar el país de acuerdo con su ideología. ¿Hay algún país del mundo que relacione el alcohol con el virus? Esto solo aumentará el mercado negro y el consumo de alcohol falso”, declaró a Efe Veli Agbaba, diputado del CHP.

Usuarios en redes sociales han popularizado la etiqueta “no toques mi alcohol” para criticar la decisión del Gobierno turco.

“Nuestro objetivo es reducir las multitudes para evitar contagios ¿Cuál es el problema de que las personas consuman alcohol en casa? No tiene nada que ver con la prevención de la pandemia”, señaló Serap Simsek Yavuz, miembro del comité científico que asesora al Gobierno.

Turquía registró ayer 43.000 nuevos casos de contagio y 346 fallecidos.

El país ha superado el diez por ciento de población vacunada con dos dosis, una media superior a todos los países de la UE, salvo Malta y Hungría.

502771