Critican que CBP niegue entradas humanitarias a niños discapacitados

0
15
200763

CRISIS MIGRATORIA

Phoenix (AZ), 20 feb (EFE News).- Organizaciones a favor de los migrantes denunciaron que la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) ha rechazado en el puerto de entrada de Brownsville (Texas) las solicitudes de ingreso extendida por migrantes en situación de vulnerabilidad a causa de una discapacidad o condición especial.

Los activistas resaltaron que el pasado viernes los agentes federales no permitieron la entrada a menores migrantes y con discapacidad en ese puesto fronterizo, a pesar de que el programa federal Protocolo de Protección al Migrante (MPP, en inglés) considera una excepción en esos casos.

“Todo indica que desaparecieron las normas en las excepciones humanitarias que son legales para los inmigrantes en riesgo. Ahora todo se improvisa y las decisiones de las autoridades migratorias están basadas en el capricho, la arbitrariedad y la ruptura del estado de derecho”, dijo a Efe Thomas Cartwright, de Global Refugee Advocate.

Charlene D’Cruz, abogada de derechos fronterizos de la organización Lawyers for Good Government, se presentó el viernes en el puesto de Brownsville con cuatro familias con niños discapacitados y a las que se les negó la entrada a Estados Unidos, de acuerdo al medio digital independiente People Live Here Press.

La abogada explicó que cada niño calificaba como discapacitado bajo la Ley de Rehabilitación y no debería haber sido devuelto a México. Al amparo del MPP se traslada a todos los peticionarios de asilo en EEUU a México para que esperen ahí el resultado de sus casos.

Ese viernes, la abogada tenía una copia del programa con tres secciones resaltadas donde se señala que los “extranjeros” en “circunstancias especiales”, incluidos aquellos con “problemas conocidos de salud física o mental, no son susceptibles a MPP”. Lo cierto es que finalmente los oficiales federales tienen discreción para determinar los procedimientos de deportación.

Cartwright señaló que hace dos semanas se presentó en el puerto de entrada en Matamoros (México) con tres familias con menores discapacitados, uno con una lesión cerebral, y fue rechazada su entrada por parte de los agentes.

“De acuerdo a la normatividad se debe aplicar excepciones humanitarias para casos de este tipo. Estaba el médico, el abogado, se presentó toda la documentación requerida, esperamos cuatro horas, la respuesta en los tres casos fue negaba sin ninguna explicación”, comentó.

Explicó que nunca lograron contactarse con algún supervisor, y que todo se manejó a criterio de los agentes aduanales que “desconocen las leyes, o las pasan por alto”.

Camilo Pérez Bustillo, jurista y ex director del Instituto Fronterizo Esperanza en El Paso (Texas), señaló a Efe que se han implementado cambios “adversos” y “regresiones” en materia legal para los inmigrantes en condiciones de asilo o vulnerabilidad.

“No hay forma de predecir el trato que van a recibir por parte de migración, constantemente vemos durante las madrugadas a los menores o embarazadas en los puertos fronterizos, y el trato varia día a día, no existe una norma generalizada, solo reina la injusticia”, expresó.

Coincidió con los especialistas que existen normas internacionales y derechos estadounidenses que abanderan como imperativo humanitario salvar la vida de un menor o de un ser humanos, “pero tristemente se está vulnerando la ley”.

Leave a Reply