Costa Rica buscará activar potencialidades económicas de las zonas rurales

0
38
455938

COSTA RICA DESARROLLO

San José, 18 mar (EFE).- Costa Rica impulsa una estrategia para descentralizar las actividades económicas del área metropolitana del país al año 2050 y activar el 50 % de territorio para aprovechar las potencialidades que ofrecen las zonas rurales en temas como innovación, ciencia y tecnología, dijo en una entrevista con Efe la ministra de Planificación Nacional y Política Económica, María del Pilar Garrido.

La apertura territorial es “la única manera que tiene el país” para una posible recuperación resiliente, para un crecimiento potencial y el cierre de brechas en temas de desempleo estructural y pobreza, declaró la funcionaria

“Llevar actividades e inversión fuera del área metropolitana es la manera que tiene nuestro país para crecer a un 34 % más en términos de empleos, 110 % en PIB (producto interno bruto) y aumentar la calidad del empleo al sector cuaternario que estaría siendo excelente. Además de hacerlo bajo en emisiones, contribuyendo con nuestro muy ambicioso plan de descarbonización. Hacia ahí queremos avanzar”, dijo Garrido.

HIPERCONCENTRACIÓN

Actualmente, Costa Rica tiene una hiperconcentración de la economía en la Gran Área Metropolitana, la principal aglomeración urbana. En ese 19 % del territorio nacional se concentra el 69 % de las exportaciones, el 95 % de las empresas, el 92 % de las compañías de innovación y el 79 % de la población, por lo que la estrategia busca una descentralización y aprovechar otros territorios.

La Estrategia Territorial Productiva para una Economía Inclusiva y Descarbonizada, Descentralizada y Digital 2020-2050, impulsará pasar de ese 19 % del territorio a un 50 % del espacio económico. Hay otras áreas que no se pueden utilizar porque son patrimonio natural, o reservas naturales, pero que podrían ser empleadas para servicios ecosistémicos.

“El 50 % incluye la materialización de 11 polos (zonas económicas) que estamos proponiendo. Se incluyen 48 actividades económicas potenciales para el país y más de 1.800 kilómetros de zonas de gestión donde se aprovecharán la oportunidades productivas de la mano del capital natural para generar esa nueva generación de empleos verdes, azules y naranjas”, destacó Garrido.

Las autoridades han estudiado, por medio de data, cuáles actividades económicas generan ingresos en las zonas de mayor interés y, a partir de ahí, impulsarán su sofisticación y modernización, aprovechando el capital humano y todos los demás recursos propios de las diferentes regiones.

En esos polos se implementarán intervenciones claves para impulsar el desarrollo económico. Por ejemplo, en las zonas costeras se impulsará el desarrollo de actividades propias de la economía azul, mientras en otras partes del país sería estimular la industria médica, el turismo, actividades de las economías naranja y del conocimiento.

ACTIVIDADES CON VALOR AGREGADO

Las autoridades costarricenses visualizan que Liberia, en la provincia de Guanacaste (Pacífico norte), podría convertirse en el segundo centro económico del país, siendo un eje central de energías limpias (solar, eólica, geotérmica y biomasa), que además coadyuve a la industria aeroespacial y manufactura avanzada.

En el caso de la provincia de Limón (Caribe), la zona cuenta con el puerto más importante del país, que no ha logrado capitalizar el empleo para la gente, pero tiene el potencial de ser uno de los más importantes de la región Centroamericana.

En esa zona, según la estrategia, se debe trabajar hacia un modelo que genere mayor valor a la exportación y logística, que conecte actividades económicas como biotecnología azul, turismo cultural, fármacos medicinales, investigación biológica y economía naranja.

“Se ha venido invirtiendo mucho en el Gran Área Metropolitana. Ese es el desafío de los diferentes gobiernos: cómo generar políticas públicas e inversiones que puedan cerrar esas brechas. Nuestro país no va a poder crecer si seguimos como estamos, si no volvemos a ver el territorio y la inmensa riqueza que estamos desperdiciando”, dijo Garrido.

Para la ministra, el país se tiene que “perfilar de una manera distinta” ofreciendo nuevas oportunidades para la atracción de inversión en actividades punteras desde la industria aeroespacial, energías limpias, turismo con vocación identitaria, biotecnología azul y verde.

Para formular la propuesta, las autoridades recopilaron la mayor base de información georeferenciada (6 millones de puntos de información) de la actividad económica del país existente, para analizar el potencial de los territorios y evaluar aspectos en temas como carreteras, centros económicos, electrificación y oferta educativa.

La estrategia incluye un trabajo integral con el sector público, por lo que los planes de las instituciones gubernamentales deberán ir alineados al proyecto, así como la visión de los municipios, el sector privado, la comunidad internacional y la academia, para desarrollar y capitalizar oportunidades en innovación y cubrir necesidades de demanda curricular.