Corte de EE.UU. desestima demanda contra tecnológicas por matanza

0
3
678678

EEUU JUSTICIA

Miami, 28 sep (EFE).- Una corte de apelaciones estadounidense desestimó una demanda judicial entablada contra las tecnológicas Twitter, Facebook y Google, en la que las señaló como una de las responsables de la matanza ocurrida en la discoteca Pulse (Florida) en 2016, informaron hoy medios locales.

Un panel de tres jueces del undécimo circuito federal de apelaciones mantuvo así la posición de una corte que desestimó la querella interpuesta por los familiares y herederos de las víctimas en el ataque que se cobró 49 vidas y dejó heridos a decenas.

La querella culpaba a las plataformas por haber jugado un rol en la radicalización de Omar Mateen, quien poco antes de perecer por los disparos de los policías que acudieron a la discoteca Pulse juró lealtad al grupo Estado Islámico (EI).

En su escrito de 31 páginas dado a conocer el lunes, los jueces de esta corte, con sede en Atlanta (Georgia), señalaron que, tal como lo había señalado el tribunal, los argumentos de los demandantes no probaban que las firmas tecnológicas hubieran violado una ley federal antiterrorista, conocida como ATA (Acta Anti-Terrorista, en inglés).

Sin tal violación, “las empresas de redes sociales, sin importar lo que podamos pensar de su supuesta conducta, no pueden ser responsables de ayudar e incitar a la ATA”, escribió el magistrado Adalberto Jordan.

Recordó además que “terrorismo internacional” supone actos ocurridos fuera de territorio estadounidense o que trasciende sus fronteras.

“El señor Mateen se auto-radicalizó en internet mientras vivía en Florida y llegó a identificarse con EI. Luego usó armas de fuego para cometer asesinatos en masa y caos en ese mismo estado. Sus mortales actos de terrorismo doméstico, y los medios por los que los llevó a cabo, no trascienden de manera plausible las fronteras nacionales”, añadió Jordan.

“EI reclamó crédito después de los hechos, y no hay nada en la denuncia que sugiera que EI estaba al tanto del señor Mateen o sabía de antemano sobre su ataque planeado en Pulse”, ahondó el escrito.

Mateen, estadounidense de origen afgano, ingresó el 12 de junio de 2016 a la discoteca de ambiente gay Pulse, ubicada en Orlando (centro de Florida) y que esa noche celebraba una fiesta de temática latina, armado con rifle de asalto y una pistola y cometió el que hasta ese momento fue considerada la peor matanza causada por una sola persona en la historia reciente de EEUU.

Un año después fue superada por la ocurrida en Las Vegas (Nevada), donde murieron 60 personas.