Cook evita situar a Google como competidor de Apple en juicio antimonopolio

0
18
531063

APPLE

Oakland (CA), 21 may (EFE News).- El consejero delegado de Apple, Tim Cook, evitó este viernes situar a Google (propietario de Android) como competidor de Apple y aseguró que los clientes “no compran sistemas operativos, sino dispositivos”, en el juicio que se está celebrando para determinar si la empresa incurre en prácticas monopolísticas.

“¿Compite Apple contra Google en el campo de los sistemas operativos?”, preguntó el abogado del desarrollador de videojuegos Epic Games -la parte acusadora- a Cook, ante lo que este evitó responder de forma directa.

“Competimos contra Samsung, LG (es decir, otros fabricantes de celulares)… Los clientes no compran sistemas operativos, compran dispositivos”, contestó.

Tratar de definir el mercado en el que compite Apple como el de los dispositivos móviles y no el de los sistemas operativos resulta clave para la estrategia de defensa de la compañía.

En el primero, hay muchísimos fabricantes que producen celulares distintos al iPhone, lo que supone mucha competencia, mientras que en el segundo, Apple y Google tienen un control casi total de los sistemas operativos.

Tras la respuesta bajo juramento de Cook, el abogado de Epic mostró un video de 2019 en que el propio ejecutivo admitía en una conferencia que Google es un competidor de Apple en el terreno de los sistemas operativos.

La presencia de Cook causó este viernes gran revuelo mediático en los juzgados de Oakland (California), donde desde hace tres semanas se celebra el juicio de Epic Games contra Apple por supuestas prácticas monopolísticas en la App Store, la lucrativa tienda virtual de la empresa de la manzana mordida.

En el centro de la disputa se halla la pregunta de si la App Store es un monopolio y la empresa del iPhone se está aprovechando de ello y perjudicando a los consumidores, tal y como sostienen desde Epic, o si por el contrario compite libremente con alternativas como Google Play, como argumenta la defensa.

Al ser preguntado sobre si Apple trata de “encerrar” a sus clientes en el ecosistema de la compañía de manera que no puedan utilizar los servicios de la competencia, Cook matizó que lo que la empresa intenta es “tener un producto que funcione tan bien que la gente no se quiera marchar”.

Según el máximo directivo de la compañía del iPhone, ello implica tener políticas como la que ha causado este juicio: la comisión del 30 % que cobra a los desarrolladores por cada transacción financiera y que Apple asegura que es la manera de mantener una tienda virtual segura para el cliente.