Constituyente chileno se defiende tras escándalo: “No soy un delincuente”

0
7
657914

CHILE CONSTITUCIÓN

Santiago de Chile, 9 sep (EFE).- El convencional constituyente chileno Rodrigo Rojas Vade, quien confesó haber fingido tener cáncer y es investigado por eventuales delitos por parte de la Fiscalía, publicó este jueves un comunicado en el que aseguró que se defenderá en los tribunales porque no es un delincuente.

“Estoy dispuesto a asumir las sanciones que me correspondan, según el Reglamento Provisorio que nos rige a todes (sic) los integrantes de la Convención Constitucional y me defenderé en tribunales, porque no soy delincuente, soy alguien que se equivocó. No busqué privilegios ayer, no lo busco hoy”, escribió.

Conocido como el “Pelao Vade”, Rojas se hizo conocido como uno de los participantes más aguerridos de la ola de protestas que sacudió al país a fines de 2019, espacio desde el que saltó a la Convención Constitucional como parte de una lista de candidatos independientes, después de basar en el cáncer su campaña para lograr el escaño.

El constituyente pidió disculpas “a todas las personas que se han sentido traicionadas o engañadas” por su y “especialmente a quienes padecen cáncer, a organizaciones de pacientes y sus familias”.

“Fue un error grave informar que el diagnóstico de mi enfermedad era cáncer, puesto que no es el correcto”, inicia el documento, conocido luego de que Rojas presentara a la convención una licencia médica de 15 días.

Es la misma declaración, abordó la denuncia interpuesta ante el Ministerio Público por la mesa directiva de la Convención, en la que se indagan posibles delitos referidos a su declaración de intereses y patrimonio donde afirmó tener una deuda de 27 millones de pesos (sobre 35.000 dólares) por el financiamiento de un tratamiento contra el cáncer.

“Aclararé los hechos, entregando todos los antecedentes que acreditan mi condición de salud y que demuestran que no he cometido ningún delito: mi enfermedad es real y el dinero que recibí en una actividad solidaria fueron destinados a solventar deudas adquiridas por mis problemas médicos”, afirmó en el escrito.

En la causa, impulsada por la Fiscalía Centro Norte de Santiago, ya prestaron declaración en calidad de denunciante la presidenta del órgano constitucional, Elisa Loncon, y en calidad de testigo el vicepresidente de la instancia, Jaime Bassa.

El fiscal ordenó también a la Policía de Investigaciones (PDI) tomar declaración en calidad de imputado al propio Rojas.

Su mentira desató críticas profundas desde todos los sectores y algunos piden incluso que renuncie a la Convención, donde ya dejó su cargo en una de las vicepresidencias secundarias este fin de semana.

La Convención inició en julio pasado y está conformada en su mayoría por ciudadanos sin afiliación política y de tendencia progresista o de izquierdas, y su impulso resultó de un acuerdo político para contener la grave crisis social y política de 2019.