La promoción de un ‘makeover’ o ‘transformación’ de una madre impulsada por HOLA NEWS, el maquillista Sergio Apáez, la estilista Jessica Cerón, la tienda por departamentos Belk, Nova Light Photography  y la Panadería y Pastelería Mary, nos llevó a alegrar el Día de las Madres a la señora Sandra Zamudio, quien disfrutó a lo grande todo el proceso.

Madre de cinco hijos: Maribel, Alonso Esteban, Eduardo, Dulce y Oswaldo, esta mujer, junto a su esposo Eduardo Turribiartes, ha sabido sacar adelante a su familia y ahora goza del amor de 12 nietos.

Antes                                                                                       Después

A sus 64 años, Sandra  Zamudio sigue trabajando con entusiasmo en una compañía de banquetes, se hace cargo de preparar los alimentos de su familia y ocupa su tiempo para continuar su labor religiosa en la iglesia a la que asiste.  Sus ocupaciones son tantas, que en los últimos años no tenía tiempo para dedicarse a sí misma.

“Mi hija me inscribió en el concurso de HOLA NEWS pero yo no me enteré hasta cuando ella me llevó al salón de belleza donde comenzaron a hacerme la transformación”, relató Sandra mientras agradecía el cambio de imagen que le fue hecho por las manos del profesional de la belleza, Sergio Apáez y la estilista Jessica Cerón.

“Ha sido una linda sorpresa y me siento como toda una reina con la ropa y accesorios de Belk y la sesión de fotografías que me hizo Nova Light Photography”, agregó.

Un renacer

A  Sandra Zamudio la han impactado dos hechos en su vida: el terremoto en México en 1985 y  el incendio de su casa ocurrido el 22 de mayo del año pasado.

“Siempre me ha gustado guardar recuerdos y soy muy cuidadosa en preservar la historia de nuestra familia y nuestros ancestros, por lo que en el incendio del año pasado me dolió mucho la pérdida de documentos y fotografías de hace muchos años que yo guardaba con mucho cariño… las cosas materiales se pueden volver a comprar, o en nuestro caso fuimos muy bendecidos que la comunidad nos ayudó con donaciones… pero los recuerdos no vuelven y yo perdí muchos documentos y fotografías que para mi tienen mucho valor”, dijo conmovida mientras cuidaba que las lágrimas no echaran a perder su maquillaje.

https://vimeo.com/268787704

Así que esta transformación fue para Sandra como un renacer, como una confirmación de que cuando hay vida, hay esperanza y que un poquito de ‘cariño’ la puede ayudar a lavar un poco las penas que lleva en su corazón.  En una nota dulce, Panadería y Pastelería Mary entregó un pastel a esta gran madre, para endulzar su corazón y paladar en este día especial.

Leave a Reply