Algunos productos frescos merecen llevar el signo ‘más’ porque son los más nutritivos, más saludables y más energéticos que existen y deberían estar más presentes en nuestra alimentación.

“Muchas veces a la hora de hacer la compra priman el precio y la cantidad, y no la calidad o variedad de la comida y se desconoce cómo combinar ciertos alimentos con el fin de mejorar su aporte nutritivo, apunta Rubén Bravo, experto en nutrición y portavoz del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO).

Los nutricionistas de este centro especializado sugieren una serie de productos de alto valor biológico que, adecuadamente distribuidos y combinados, aseguran un balance nutricional óptimo y beneficios adicionales para la salud.

FRUTAS

Encabezan la lista las frutas, fuente de fibra, vitaminas y minerales, con un papel clave en la digestión, destacando las cerezas, el kiwi, la naranja, la manzana, el mango,  la granada y la banana.

VERDURAS Y HORTALIZAS

El brócoli y el kale tienen un aporte calórico bajo y un alto valor biológico. Son perfectos para llegar a los requerimientos de proteínas y hierro de personas que siguen dietas veganas (según IMEO)

Se suman a la lista el tomate, las espinacas, el pimiento rojo, la cebolla y  el ajo.

COMIDAS PROTEICAS

En cuanto a los pescados, moluscos, carnes y huevos, los expertos del IMEO priorizan las siguientes:

La sardina, el bacalao, el mejillón, el conejo,  solomillo de ternera y los huevos.

GRANOS, LEGUMBRES Y FRUTOS SECOS

Destacan las lentejas, chÌa y lino, el centeno, el maíz no transgénico, las almendras y  nueces, la cúrcuma y el perejil y  el té verde.

SHARE

Leave a Reply