Mariah Carey reveló que sufre un trastorno bipolar que le fue diagnosticado en 2001 y que no ha querido hacer público hasta ahora porque se negaba a admitir la enfermedad.

En una entrevista con la publicación especializada People, Carey señala que decidió dar el paso y hablar sin tapujos sobre su problema tras años de vivir “con el miedo permanente” de que alguien destapara su caso.

“Era una carga demasiado pesada y simplemente ya no podía más”, dijo la célebre cantante. “Busqué y recibí tratamiento, me rodeé de gente positiva en mi vida y volví a hacer lo que amo: escribir canciones y hacer música”, agregó.

Ahora la cantante está trabajando en su siguiente disco de estudio.

Leave a Reply