Condenan al PP como responsable civil por pagar en “B” obras de su sede

0
7
713065

ESPAÑA CORRUPCIÓN

Madrid, 28 oct (EFE).- La Audiencia Nacional española condenó al conservador Partido Popular (PP) como responsable civil subsidiario por defraudar impuestos al pagar con dinero “B” una reforma en su sede central.

En la misma sentencia, conocida este jueves, se condena a dos años de cárcel al extesorero del PP Luis Bárcenas por manejar una contabilidad paralela o “B” y pagar de esa manera más de un millón de euros a una empresa por dichas obras, y por lo cual el partido defraudó más de 132.00 euros en el Impuesto de Sociedades en 2007.

La sentencia destaca que Bárcenas pagó dichas obras “al margen de la facturación y la contabilidad oficial y sin declararlo a la Hacienda pública” y considera además que no consta que el PP, a través de sus órganos directivos, ejerciera un control adecuado sobre la gestión de aquel en la fecha en la que ocurrieron los hechos.

El tribunal relata que Bárcenas desempeñó el cargo de gerente del PP desde 1990 a junio de 2008, un periodo en el que gestionó los fondos en metálico aportados a la formación política como donaciones privadas “a través de una contabilidad paralela -contabilidad B- de cuyo ingreso y gasto no se dejó constancia en la contabilidad oficial ni por tanto fueron fiscalizadas por el Tribunal de Cuentas”.

Bárcenas lleva años en el punto de mira, desde que se destapó el escándalo de la financiación irregular del PP, uno de los dos grandes partidos de España junto con los socialistas (PSOE) y en la actualidad líder de la oposición.

Este caso surgió a raíz de la publicación de los llamados “papeles de Bárcenas”, anotaciones del extesorero del partido sobre su contabilidad paralela, que él mismo propició que salieran a la luz en 2013, y en los que aparecen notas de ingresos por parte de grandes empresas españolas y pagos a los principales dirigentes del PP como supuestos perceptores de retribuciones con ese dinero opaco.

Respecto a la veracidad de esos “papeles”, la sentencia conocida hoy concluye que, si bien como documento contable carece de valor en su integridad, recoge algunos acontecimientos que son reales o verosímiles en tanto han sido corroborados con otras pruebas.

Los magistrados afirman que son conscientes de que todavía existe una línea de investigación abierta en la Audiencia Nacional respecto a esa contabilidad “B” y reconoce que han tenido “dificultad” para “no traspasar” los límites entre los hechos que han sido objeto de juicio, el pago de las obras del PP, y los que aún están en instrucción.

Todavía se investiga en la Audiencia Nacional la procedencia y finalidad de las donaciones que llegaron al PP por parte de empresarios.

Tras conocerse la sentencia, el PP guarda silencio y no hará valoraciones, tal como está haciendo desde que comenzó el juicio el pasado mes de febrero.

La sentencia de hoy es la segunda en la que el PP aparece como responsable civil subsidiario, después de la de 2018, por haberse beneficiado en un caso de corrupción en el que estaban implicados empresarios y cargos del partido.

Esa condena provocó una moción de censura en el Congreso de los Diputados contra el entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (PP), lo qué desembocó en la salida del PP del Ejecutivo y la llegada al poder del PSOE con Pedro Sánchez a la cabeza.