México.- El Gobierno de México expresó  su condena a los ataques a candidatos, que ya han dejado 94 asesinatos en el país, y se asumió como garante para que el proceso electoral del 1 de julio transcurra de manera pacífica y ordenada.

El secretario de Gobernación de México, Alfonso Navarrete, dijo en un mensaje a medios que la administración del presidente Enrique Peña Nieto “se asume como garante para que el proceso electoral se desarrolle de manera ordenada y pacífica”.

El titular de la seguridad interior en el país expresó la condena del Gobierno de Peña Nieto a las agresiones a candidatos y a todos los llamados a la violencia o para violentar las leyes electorales del país, sin importar de donde provengan.

Navarrete exhortó a todos los actores políticos del país para que el contraste y el debate “no se conviertan en encono” y menos en una incitación a la violencia contra los partidos, candidatos o las instituciones.

SHARE

Leave a Reply