Condados del sur de NC fueron castigados por Florence

0
194

Por Mayra Arteaga | [email protected]

Mecklenburg, Monroe, Gaston y Cabarrus en Carolina del Norte, y York en Carolina del Sur llevaron la peor parte de la tormenta tropical que azotó el área por varias horas.

Charlotte, NC.- La noche del jueves 13 de septiembre escaseaban ya los suministros de agua y productos alimenticios en tiendas y supermercados de los condados incluidos en la gran zona metropolitana de Charlotte.

“Nos estamos preparando para lo peor aunque no llegue a pasar nada, pero es mejor estar preparados y no esperar a que nos llegue la emergencia y no tener nada para cuidar de nuestras familias”, dijo a HOLA NEWS  una joven madre que se identificó solo como Gabriela, mientras hacía compras en un supermercado en Charlotte.

Así, la población de la zona esperaba recibir a la tormenta tropical Florence, sin esperar que ésta fuera a golpear con tanta fuerza. Sin embargo, las intensas y constantes lluvias que se intensificaron desde las 8 de la noche del sábado comenzaron a dar resultados preocupantes.

En la ciudad de Rock Hill, en el condado York, Carolina del Sur, se reportó la caída de múltiples árboles sobre el tendido eléctrico, provocando la falta del servicio de electricidad a miles de usuarios. En Charlotte, también la caída de árboles fue el más notorio efecto de la tormenta durante la noche del sábado, al igual que lo fue para los condados de Union, Gaston y Cabarrus.

Una de las imágenes más dramáticas que se vieron en Mecklenburg fue en Central Avenue, cuando la cubierta exterior del centro comercial donde se encuentra el restaurante Three Amigos cayó por completo.

Sin embargo, los efectos masivos y preocupantes se hicieron notar el domingo por la mañana cuando las carreteras inundadas y ríos desbordados comenzaron a ganar altura y a tomarse el camino hacia complejos habitacionales.

En Monroe, condado Union, las inundaciones abundaron en varias carreteras, parques y represas, obligando a las autoridades a llamar al toque de queda desde las 7 p.m. del domingo hasta las 7 a.m. de este lunes.

En la nota lamentable, un menor de un año fue arrastrado por la corriente luego que el auto en el que viajaba junto a su madre, en Monroe, se viera atrapado en una carretera inundada.

Según fuentes policiales, aunque la madre fue capaz de liberarse del cinturón de seguridad y de hacer lo propio con el pequeño, la fuerza de la corriente impidió que pudiera sacarlo del vehículo a tiempo.

El cuerpo de Kaiden Lee-Welch, un bebé de apenas un año de edad, fue recuperado este lunes. “Nuestros pensamientos y oraciones están con la familia del pequeño y con todos aquellos agentes de la ley que colaboraron en su búsqueda. Una situación muy triste”, lamentó el vocero de la Policía de Monroe.

En la ciudad de Dallas, en condado Gaston, otro bebé de tres meses murió el domingo luego que un pino cayera sobre la traila en la que vivía junto a sus padres.

Más allá de las víctimas mortales, cientos de miles de personas han tenido que ser evacuadas de sus hogares y unos 500.000 se vieron sin electricidad en la región afectada.

Continuo trabajo

Duke Energy se encargó de reforzar sus equipos de recuperación de energía para atender prontamente los cortes que se registraron en el área. Bajo la lluvia y con jornadas de trabajo de casi 12 horas, los trabajadores de la empresa continuaron incesantes su tarea de restaurar el servicio a sus miles de clientes.

En promedio, los usuarios de Duke Energy enfrentaron periodos de entre cuatro y cinco horas máximo para recuperar el servicio.

Shelters habilitados

En Mecklenburg se abrieron cinco albergues en escuelas secundarias del condado, a fin de dar techo y comida a aquellos que habían tenido que abandonar sus hogares.

La Cruz Roja Americana atendió a decenas de familias provenientes de las costas de las Carolinas y de ciudades aledañas. “No estamos pidiendo ningún requisito y estamos abiertos para todo el que nos necesite”, dijo a HOLA NEWS Ruth Pérez, voluntaria hispana de la organización humanitaria.

SHARE

Leave a Reply