Concejo de Miami-Dade aprueba identificación comunitaria para indocumentados

0
19
546239

INMIGRACIÓN

Miami, 3 jun (EFE News).- Las personas indocumentadas de Miami-Dade, no solo inmigrantes, contarán próximamente con una tarjeta de identificación que les servirá para acceder a los servicios públicos del condado, además de para alquilar una vivienda, un viejo anhelo que ahora han aprobado los comisionados.

Con solo un voto en contra (12 a 1), la junta dio luz verde este miércoles a la emisión de dichas tarjetas que contarán con foto, nombre, apellido y dirección del titular y servirán solo en el ámbito del condado.

“Hay muchas personas que viven aquí que no tienen identificación y por esto no pueden recibir los servicios que merecen”, dijo la comisionada Eileen Higgins, promotora de la iniciativa, quien celebró en Twitter la aprobación de la medida.

Higgins publicó un video de Miguel Caldas, un hispano miembro de la organización WeCount, que antes de la votación pidió a los comisionados que ayudasen a hacer la vida más fácil a los que carecen de documentos.

Caldas relata en el video las dificultades que las personas como él tienen para poder arrendar una vivienda o sacarse una licencia para manejar vehículos y pide que la sociedad los escuche.

En su caso no pudo completar un tratamiento médico después de caer enfermo por la covid-19 por no tener documentos.

Según el canal televisivo Univision, el siguiente paso será el proceso de selección de la empresa u organización sin fines de lucro que se encargará de hacer las identificaciones. El proceso de implementación tomará entre dos y tres meses.

Con esta identificación los residentes indocumentados podrán matricular a sus hijos en escuelas, alquilar una vivienda, acceder a servicios públicos y registrarse en un hospital, además de vacunarse contra el coronavirus.

Entre las personas que pueden beneficiarse con este programa se encuentran ancianos, desamparados, personas con estatus migratorio indefinido y personas transgénero.

La actual alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, promovió en 2020 esta iniciativa cuando era comisionada del condado.