La magia de Brady y la polémica definen a protagonistas del Super Bowl LIII

Houston.- Una vez más la magia que despliega sobre el terreno de juego el mariscal de campo Tom Brady fue decisivo para que los Patriots de Nueva Inglaterra aseguraran su tercer viaje consecutivo y undécimo, en toda la historia del equipo, al Super Bowl de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

Los dos partidos del titulo de conferencia se tuvieron que decidir en la prórroga, y desde 2012 no se daba que los dos equipos visitantes fueron los ganadores.

Si en Kansas City Brady fue el protagonista en el partido por el título de la Conferencia Americana (AFC), en Nueva Orleans, se lo quedaron los árbitros a la hora de definir el de la Conferencia Nacional (NFC).

Los referís no señalaron una interferencia y decidieron el resultado final con el que los Rams de Los Ángeles aseguraron el título y su pasaporte al partido por el trofeo Vince Lombardi.

Brady volvió a lucir en el campo y lleva a los Patriots a su tercer partido de Super Bowl consecutivo, luego de derrotar a domicilio 31-37 en tiempo extra a los Chiefs de Kansas City.

El cinco veces campeón de la NFL, guió a los Patriots 75 yardas después de ganar el lanzamiento de moneda en el tiempo extra, y el corredor Rex Burkhead logró dos yardas para poner el balón en la zona de anotación y sellar la victoria de Nueva Inglaterra.

Para los Patriots será su noveno viaje al partido de SuperBowl en las últimas 18 temporadas y buscarán conseguir el sexto título, desde que llegaron por primera vez en 1986 y lo perdieron frente a Chicago por 10-46, lo mismo que les sucedió en 1997 cuando perdieron por 21-35 frente a Green Bay.

Volvieron en 2002 y consiguieron su primer título al vencer por 20-17 a los Rams de San Luis, con quienes 17 años después volverán a enfrentarse en revancha, aunque ahora tengan su sede en Los Angeles.

Los Patriots viajarán a Atlanta en donde deberán enfrentarse a los Rams, que jugarán su cuarto Super Bowl, el primero desde que lo perdieron en 2002, precisamente, ante Nueva Inglaterra.

Supersorpresa en el Superdome

Mientras, en Nueva Orleans, en partido polémico, el pateador Greg Zuerlein anotó gol de campo en el tiempo extra y selló la victoria de los Rams, que vencieron a domicilio 23-26 a los Saints.

Zuerlein anotó gol de campo de 57 yardas a falta de 2:12 minutos del tiempo extra para mandar a su equipo a disputar el título Vince Lombardi por cuarta ocasión en su historia.

Para los Rams, campeones de la Conferencia Nacional, será su cuarto viaje al Super Bowl, en el que tratarán de conseguir su segundo título de campeones.

El final se selló cuando los Saints recibieron el balón por primera vez en el tiempo extra y su mariscal de campo Drew Brees mandó un pase bloqueado por John Johnson, quien pudo aferrarse a la interceptación mientras caía de espaldas sobre el terreno de juego.

Debido a la distancia de la jugada los Rams optaron por un gol de campo, que Zuerlein, quien ya había anotado uno de 48 yardas para empatar el partido cuando restaban 15 segundos del tiempo reglamentario, volvió a hacerlo efectivo.

Los 73.000 asistentes al Superdome callaron inmediatamente, ya que estaban presenciando la primera derrota en postemporada en casa para los Saints teniendo a Brees y el entrenador Sean Payton.

Esta vez los pronósticos que daban hasta 84 por ciento como ganadores a los Saints, Zuerlein los arrojó por la borda con su gol de campo.

La polémica surgió cuando los árbitros no señalaron un clara interferencia del esquinero de los Rams, Nickell Robey-Coleman, que chocó de forma violenta con el receptor de los Saints, Tommylee Lewis, antes que le hubiese llegado el balón.

SHARE

Leave a Reply