Comunidades se unieron en marcha ‘Nuestra lucha cuenta’

0
92

Por Mayra Arteaga | [email protected]

Organizaciones comunitarias de diferentes orígenes juntaron esfuerzos para demandar justicia y respeto para los inmigrantes, salarios justos para los trabajadores y justicia para los trabajadores del campo.

Charlotte, NC.- En el marco de la Primera Marcha en honor a los líderes latinos César Chávez y Dolores Huerta, organizaciones como Action NC, La Coalición Latinoamericana (LAC), Communications Workers of America, Trabajos con Justicia, representantes de las comunidades islámicas y asiaticas de Charlotte y miembros de organizaciones campesinas, entre otros, unieron sus voces para hacer notar que “Nuestra lucha cuenta”.

Iniciando con una concentración en el estacionamiento de LAC, en Central Avenue, al menos unas 50 personas dieron marcha a una serie de demandas que incluyeron el respeto a la comunidad inmigrante, la dignidad de los trabajadores y el reclamo de justicia para los trabajadores del campo que deben sobrevivir con el pago de salarios ‘de esclavitud’ que imponen sus empleadores.

“Nos hemos congregado con miembros de diferentes comunidades para seguir nuestro trabajo de defensoría de los trabajadores, de todos los inmigrantes, para tener un trato digno, salarios justos, ambientes de trabajo sin acoso sexual o discriminación y con los beneficios que nos merecemos por nuestro arduo trabajo”, dijo Julio Fernández, representante de los trabajadores de la construcción y el hierro, quienes adelantan campañas de demanda de mejoras de seguridad para los empleados.

Los organizadores reconocieron el aporte de César Chávez y Dolores Huerta como principales pilares por la lucha de los derechos civiles de los inmigrantes e incentivaron a los líderes comunitarios de Charlotte a seguir abogando por una comunidad cada vez más atacada y desprotegida.

Largo recorrido

La caminata comenzó desde La Coalición, en 4938 Central Avenue y terminó afuera de la oficina de Action NC, en Midwood Cultural Center,  en 1817 Central Avenue, un recorrido de cerca de 3.5 millas.

“Las mujeres continúan ganando una fracción de lo que ganan los hombres. Es importante mantenerse unidos como mujeres para hacer los cambios que queremos y necesitamos”, dijo Zhenia Martínez, miembro de la junta directiva de Action NC, mientas recorrían el peregrinaje con el que buscaban dejar en claro que la lucha de las comunidades unidas es fuerte y seguirá haciéndose eco en Charlotte.

Al llegar a la intersección entre Eastway Drive y Central Avenue, el grupo se detuvo justo frente al restaurante de comida rápida Wendy’s para lanzar una denuncia pública sobre la falta de compromiso de la franquicia al no apoyar el programa Fair Food, que ayuda a proteger a los trabajadores del campo del acoso sexual, el pago injusto y la esclavitud moderna en las plantaciones.

El grupo instó a la franquicia a apoyar la campaña de pago justo a los trabajadores de la industria del tomate y, caso contrario, incentivó a la comunidad a hacer un boicot a Wendy’s  hasta que se una al programa al que ya se han adherido negocios como McDonald’s y Taco Bell.

Intimidación armada

Durante la marcha, el grupo que se desplazaba de manera pacífica por la acera cargando pancartas y gritando consignas, recibía pitazos y voces de apoyo por parte de los automovilistas a todo lo largo del recorrido, sin embargo, también se encontraron con al menos un estadounidense que no empatizó con la manifestación.

Casi al final de la caminata, los manifestantes enfrentaron un incidente que el Departamento de Policía de Charlotte-Mecklenburg (CMPD) se negó a registrar como una amenaza a la seguridad de los participantes.

Desde una vivienda privada, un individuo salió portando un fusil y sin apuntar a la gente, con su otra mano puso en alto su dedo medio profiriendo obscenidades y declarándose a sí mismo como un seguidor de Trump.

“Esto solo nos va a hacer que hablemos más sobre igualdad”, dijo Héctor Vaca, de Action NC a un canal de televisión local, luego de presentarse a la estación de Policía de Eastway para presentar un reporte.

“Necesitamos tener más unidad en nuestra comunidad cuando personas como ésta solo buscan intimidarnos para destruirnos”, resaltó Vaca.

Pese al incidente, los manifestantes continuaron la marcha, misma que concluyeron frente al Midwood Cultural Center, que alberga las oficinas de Action NC, donde compartieron un almuerzo y un documental sobre César Chávez y expusieron su aprendizaje durante el evento.

Leave a Reply