Comunidad hispana responde a hondureña con cáncer terminal

0
3055
Por grupos o de manera individual varias personas han llegado a la casa de Rosa Delia para ofrecerle su ayuda, que le permitirá concluir sus días de una forma digna en su natal Honduras./Foto cortesía.

Mayra Arteaga | [email protected]

Charlotte, NC.- La historia de Rosa Dilia Rivera, de 34 años, quien al llegar a Estados Unidos procedente de Honduras descubrió que sufre un cáncer terminal, fue recibida con compasión por la comunidad latina de Las Carolinas.

Su deseo de volver a su tierra natal y reunirse con sus hijas y demás familiares se hará realidad gracias a la generosidad de empresarios locales y personas particulares que atendieron al desesperado grito de ayuda que esta joven madre lanzó para conseguir volver a su país.

“Por como son mis hijos y por toda la violencia que hay en mi país, decidí venirme para buscarles un mejor futuro a ellos y a las cuatro niñas que dejé en casa”, dijo Rosa a este semanario durante una entrevista el pasado 16 de febrero.

Según relató Rosa a HOLA, tan pronto llegó a Charlotte cayó enferma “pero yo relacionaba todo al cansancio que traía”. Sin embargo, al pasar los días y no ver mejora, decidieron llevarla al hospital donde le dieron una dolorosa noticia. Rosa tiene cáncer en etapa 4 y ya se ha regado a sus pulmones, riñones, huesos y cerebro, entre otros órganos.

Su caso, según indicaron los médicos, está muy avanzado por lo que le recomendaron volver a su país “y disfrutar el mayor tiempo posible junto a mi familia”, agregó entre lágrimas. Su sueño, dijo, era poder construir una casa para sus hijos.

Generosidad en acción

Las líneas de este artículo se quedan cortas para registrar los nombres de las personas que, de manera individual o en grupo, decidieron ayudar a Rosa Dilia.

Usando el artículo que HOLA publicó, varias personas colocaron cajas para recaudar la ayuda económica de la comunidad en diferentes negocios, y la generosidad de las personas no se hizo esperar.

“Desde que mi caso se hizo público aquí en HOLA y las radios de NORSAN Media, la gente no ha parado de llegar a mi casa, llevándome cosas, ayudándome con los niños y trayéndome dinero”, dijo agradecida la hondureña.

Gracias al apoyo económico de Óscar Jaques, propietario de WOW Supermarket, los boletos aéreos para viajar de regreso a Honduras ya han sido adquiridos. De igual manera, los salvoconductos de viaje para Rosa Dalia y sus dos hijos ya han sido tramitados y solo esperan los días para volver a reunirse con su familia.

“Estoy muy agradecida y en deuda con cientos de personas que no han dejado de venir a visitarme. Dios les pague toda su bondad. Ustedes han sido unos ángeles para mi”, dijo entre lágrimas esta madre, que aún no puede creer toda la ayuda recibida y que en poco tiempo ha contado con el cariño y colaboración de personas que se ocupan de atenderla cuando el dolor por su mal no la deja ni caminar.

Leave a Reply