Comidas para dormir como un bebé

0
144

Para dormir bien hay que comer mejor y algunos alimentos como la soya y sus derivados, los pescados como el bacalao, y las frutas como el plátano y el aguacate, facilitan el sueño.

¿Sabías que lo que comemos, cuándo lo comemos y cómo lo comemos influye en la duración y en la calidad de nuestro sueño?,  ¿que a veces, a pesar de haber dormido pocas horas, nos  levantamos descansados?

“La nutrición es uno de los factores fisiológicos que influye en nuestro patrón de sueño”, explica Victorina Aguilar, experta nutricionista y catedrática de la Universidad de Alcalá de Henares, UAH (Madrid, España).

Según Aguilar,  los estudios realizados sobre este tema aconsejan una serie de alimentos que facilitan el sueño, como los cereales y derivados; las legumbres, especialmente la soya y sus derivados como el tofu; algunos pescados como el bacalao; los frutos secos como nueces o cacahuetes; algunas frutas, como el plátano, la piña y el aguacate; los lácteos y las infusiones.

Además, hay multitud de verduras y hortalizas que consumimos habitualmente y están relacionadas, a través de diferentes mecanismos, con la inducción del sueño, como la  lechuga, que posee lactulina, con efecto calmante, y se puede tomar en forma de ensalada o como infusión.

Otras verduras aconsejables para conciliar bien el sueño son las espinacas y el kale, por su contenido en ácido fólico o calcio, que favorece la síntesis de serotonina a partir de L-triptófano; y la cebolla, sobre todo si es roja, por su contenido en quercetina, un compuesto que además de tener  efectos antioxidantes y antiinflamatorios es sedante.

También puede ayudar a inducir el sueño la papa, por su contenido en potasio, calcio y magnesio, que ayudan a relajarse. Entre las infusiones se pueden mencionar la valeriana, así como la manzanilla, que aumenta los niveles de glicina, un aminoácido con propiedades relajantes.

Leave a Reply