Clubes acuerdan el regreso del público a los partidos del Campeonato Brasileño de fútbol

0
9
678996

FÚTBOL BRASIL

Río de Janeiro, 28 sep (EFE).- Los clubes que disputan la primera división del Campeonato Brasileño acordaron este martes el regreso del público a los estadios a partir del próximo sábado, tras más de un año y medio de puertas cerradas por la pandemia de la covid-19.

Los clubes, que hace dos semanas descartaron la presencia de público en las tribunas hasta que todas las ciudades de Brasil lo permitiesen para que ningún rival tuviese ventaja sobre los demás, autorizaron la venta de entradas para sus partidos de local.

En una reunión virtual del Consejo Técnico de los clubes de la primera división convocada por la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), 18 de los 19 clubes asistentes aprobaron la decisión.

Sólo el Athletico Paranaense se opuso.

Flamengo, campeón de las dos últimas ediciones del Campeonato Brasileño, considera que el regreso de los aficionados a los estadios no corresponde decidirlo a los equipos sino a las autoridades municipales.

Flamengo, autorizado por la alcaldía de Río de Janeiro, ya jugó un partido del Campeonato Brasileño con público en el estadio Maracaná, amparado por una decisión del Tribunal Superior Deportivo que reconoce el alegato de que la decisión es de los municipios y no de la CBF.

Atlético Mineiro, líder del Campeonato Brasileño, con sede en Belo Horizonte, otra de las ciudades que ya autorizaron el regreso de los aficionados, alegó que si los demás clubes se oponían a la presencia del público tomaría el mismo camino del Flamengo y solicitaría una cautelar de la Justicia para poder vender entradas para sus partidos.

Pese a las polémicas y las divergencias, algunos clubes ya han abierto sus estadios , con hasta el 50 % de su capacidad, para compromisos por otros torneos, como la Copa Libertadores, la Copa Sudamericana o la Copa do Brasil.

La autorización para que el público regrese a los estadios cumpliendo las determinaciones sanitarias de cada ciudad, que en su mayoría tan sólo permiten presencia de hasta una tercera parte de la capacidad de cada estadio, se produce en momentos en que casi todas las alcaldías han autorizado la vuelta de los aficionados.

Sao Paulo, el estado más poblado de Brasil y con mayor número de clubes en primera división, con cinco (Palmeiras, Corinthians, Sao Paulo, Santos y Bragantino), autorizó la presencia del público en los estadios a partir del próximo lunes.

Tan sólo la alcaldía de Salvador, sede del club Bahía, aún prohíbe la presencia de aficionados en partidos de fútbol.

Para no perjudicar a los clubes que aún no pueden vender entradas, la Confederación Brasileña de Fútbol autorizó el aplazamiento de los partidos que el Bahía y el Santos disputarían este fin de semana con Ceará y Fluminense, respectivamente.

Palmeiras y Bragantino tan sólo podrán abrir sus estadios al público a partir del lunes pero aceptaron disputar los partidos de este fin de semana sin aficionados, respectivamente frente a Juventude y Corinthians, ante las dificultades para programar sus compromisos en otras fechas.

Los estadios brasileños cerraron sus puertas en marzo de 2020, en las primeras semanas de la pandemia de la covid y por las medidas de distanciamiento social impuestas cuando Brasil ya destacaba como uno de los países más afectados por la crisis sanitaria.

Con cerca de 595.000 muertes por covid y 21,4 millones de contagios acumulados desde el comienzo de la pandemia, Brasil es el segundo país del mundo en número de víctimas, después de Estados Unidos, y el tercero en caso, tras EE.UU. e India.