Cierra la única unidad de mujeres transgénero en los EE.UU.

0
51
196934

MIGRACIÓN TRANSGÉNERO

Tucson (AZ), 3 feb (EFE News).- De forma silenciosa y sin notificar a nadie, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) cerró la única unidad de mujeres transgénero en los Estados Unidos, de acuerdo a reportes de organizaciones que trabajan en favor de este grupo de inmigrantes.

Por mucho tiempo diferentes organizaciones defensoras de los derechos de los migrantes, activistas, políticos y abogados habían denunciado las terribles condiciones que los migrantes transgénero sufrían en el Centro Correccional del Condado de Cíbola, en Nuevo México.

La unidad para migrantes transgénero comenzó sus operaciones en este centro en 2017 y, de acuerdo a reportes de la organización Santa Fe Dreamers Proyect, ICE cerró repentinamente esta unidad.

Charlie Flewelling, abogado con esta organización, dijo a Efe que sin previo aviso ICE comenzó a cerrar en Cíbola la unidad de mujeres transgénero hace unos días.

La mitad de las detenidas fue enviada a otros centros de detención en Aurora, en Colorado, y el resto a Tacoma, en el estado de Washington.

Las migrantes de la comunidad LGBTQ detenidas en este lugar se quejaban constantemente de maltratos verbales, de recibir mala comida y, sobre todo, de tener un acceso limitado a cuidado médico, a pesar de que algunas de ellas padecen enfermedades crónicas como el sida.

Flewilling indicó que ICE fracasó una y otra vez en cumplir con peticiones para mejorar las condiciones de esta unidad dentro de Cíbola que operaba bajo un contratista.

Los abogados de Santa Fe Dreamers Proyect, con base en Nuevo México, descubrieron que las migrantes habían sido transferidas a otros centros cuando algunas de sus clientes no pudieron presentarse a citas en la corte.

De acuerdo a esta organización, la pasada semana alrededor de 27 mujeres transgénero fueron transferidas.

Este cierre, en opinión de Flewelling, demuestra lo que por mucho tiempo han denunciado, que ICE no está capacitado para cubrir las necesidades de las mujeres transgénero y, por lo tanto, ninguna de ellas debe de estar detenida.

Las críticas en contra de Cíbola aumentaron tras la muerte en el 2018 de Roxana Hernández, una mujer transgénero de 33 años y originaria de Honduras que murió, de acuerdo a activistas, por no haber recibido la atención médica que requería.

La inmigrante murió debido a complicaciones relacionadas con síntomas de neumonía, deshidratación y complicaciones asociadas con el VIH.

Una de estas mujeres, que vivió en carne propia las condiciones de Cíbola, fue Kendra, una migrante salvadoreña que estuvo detenida en Cibola nueve meses y medio.

“Sufrí muchos maltratos, maltrato psicológico. Los oficiales se burlaban de nosotras y no nos hacían caso de nuestras quejas”, relató Kendra a Efe.

La inmigrante, que no quiso revelar su apellido, cruzó la frontera por Arizona y fue transferida a Cibola en diciembre del 2018.

Aseguró haber sido testigo de cómo otras compañeras se quejaban de dolores y solicitaban atención médica, pero solo les contestaban que llenaran unos formularios, sin que eso significase recibir ayuda.

Los guardias les decían a las migrantes que “no hicieran dramas” y que “las enfermedades pasaban”.

“Fue horrible pasar tanto tiempo estar encerrada ahí”, afirmó Kendrá, quien logró ganar su caso de asilo.

Por su parte, Stephanie Fliggins, representante de Trans Queer Pueblo, dijo a Efe que el cierre de esta unidad es una gran victoria para todas las mujeres transgénico que han estado y que continúan bajo detención de ICE.

Un grupo de 40 congresistas federales ha pedido a ICE dejar en libertad a todos los migrantes transgénero que se encuentran detenidos por ICE, ya que consideran que esta agencia es incapaz de proporcionar un cuidado de calidad que requieren estos migrantes.

Por su parte, ICE, en declaración a The Hill, indicó que trabaja para mejor las condiciones a largo plazo y proporcionar cuidado médico dentro de Centro Correccional del Condado de Cíbola.

ICE no negó, ni tampoco confirmó, el cierre de la unidad a este medio, el primero que publicó la noticia del cierre.

Mientras tanto, para Flewelling la principal preocupación es que las mujeres transgénero que fueron trasferidas de Cibola obtengan la representación legal que necesitan, ya que muchas de ellas tienen próximas presentaciones ante la corte, y que los centros donde ahora se encuentran les proporcionen el cuidado médico y cumplan con sus necesidades básicas.

Leave a Reply