Choques tribales causan al menos 40 muertos en Darfur, según la ONU

0
7
475441

SUDÁN DARFUR

Jartum, 5 abr (EFE).- Al menos 40 personas han muerto y 58 han resultado heridas desde el pasado día 3 en el estado sudanés de Darfur Oeste, en la frontera de Sudán con Chad, en enfrentamientos entre tribus árabes y la africana Masalit, informó este lunes la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

“Desde el 3 de abril, 40 personas han muerto en los recientes enfrentamientos entre las tribus Masalit y árabes”, indicó la OCHA en su página web.

El organismo de la ONU aseguró que “la situación sigue siendo tensa en Geneina”, capital de Darfur Oeste, ya que ambas partes siguen movilizando sus fuerzas y que en la tarde del lunes se escuchaban disparos en algunos barrios de la ciudad.

Esta nueva oleada de violencia en Darfur, que se produce tras unas semanas en calma en esta región del oeste de Sudán, se desató el pasado sábado cuando “hombres desconocidos dispararon a miembros de la tribu Masalit que estaban remolcando su coche en Geneina”, con el resultado de dos muertos y dos heridos, aseguró.

A partir de entonces la tensión entre los Masalit y los árabes fue en aumento y desde el sábado “se han reportado disparos en los barrios de Hay al Jabal y Al Jamarik”, relató la OCHA, que atribuye el balance de fallecidos y heridos a la Comisión de Ayuda Humanitaria del Gobierno sudanés.

El gobernador de Darfur Oeste, Mohamed Abdulá al Duma, de etnia Masalit, y el Comité de Médicos de ese estado habían informado anteriormente de 18 muertos y 54 heridos y el mandatario había explicado que milicias árabes habían atacado Geneina “desde varias direcciones”, incluido desde el vecino Chad, cuya frontera está a escasos kilómetros de la ciudad.

Según la OCHA, la violencia a obligado a cerrar los mercados y a suspender todos los vuelos y operaciones humanitarias.

Además, las carreteras al sur de Geneina está bloqueadas y los vecinos de los barrios afectados por los enfrentamientos han huido de sus casas y buscado refugio en las mezquitas y edificios públicos cercanos.

“La ciudad es un nudo de comunicaciones para la distribución de asistencia y más de 700.000 personas están afectadas actualmente por este deterioro de la situación”, agregó.

El pasado enero estalló otro choque entre tribus árabes y africanas tras la muerte de un joven en un campamento de desplazados ubicado cerca de Geneina que dejaron más de 200 fallecidos.

Estos incidentes ocurren después que la misión de paz de la ONU en Darfur, la UNAMID, pusiera fin a su mandato de trece años en la región, pese a la oposición de muchos de sus habitantes, incluidos los asentados en los 155 campamentos de desplazados que quedan en la zona.

El pasado febrero, la Oficina de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) alertó de que el número de nuevos desplazados durante enero en Darfur superó a los de todo 2020, con 129.000 afectados.