CHÓCALA ¡y gózala!

0
174

Por Jacobo Strimling | [email protected]

Charlotte, NC.- Ya sea tocando para el público hispano o para quienes no entienden ni media palabra de sus líricas, los de ‘Chócala’ disfrutan el momento al máximo. El sentimiento se denota en sus rostros y movimientos, pero sobretodo en el sonreír de Liza Ortiz cuando, con su linda voz, interpreta las canciones que ella misma escribe.

“I take out all these emotions, siendo esencial que me pierda en lo que estoy haciendo” afirma la artista de origen puertorriqueño, que junto a su hermano Claudio, conforman la mitad latina del cuarteto que ha sido reconocido como la mejor banda del rubro ‘Latin-Fusion’ de todo Charlotte.

Acompañada de un teclado y una caja de ritmos, Liza cuenta ‘sus verdades’ en ‘Rompecabezas’, ‘José’, ‘Reina de mis dolores’ y ‘Tinieblas’,  algunas de las composiciones que, acompañadas de eclécticos sonidos y pegajosos ritmos,  generan la positiva energía de hacer y compartir música.

“Esto me ha ayudado a trabajar en mis emociones y  exponerlas de una forma en que me siento cómoda para admitirlas”,  comenta la joven que ha vencido los nervios y ahora se desenvuelve con soltura y contagiante sonrisa, como la ‘frontwoman’ de Chócala.

Los hermanos Ortiz y el percusionista Davey Blackburn, se reagruparon, tras el desvanecimiento del grupo Patabamba con Michael Anderson, virtuoso músico que con su saxofón le da un toque único a cada una de las canciones de Chócala.

Su particular estilo musical se queda lejos de definirse como Latin-Fusion. “Es una mezcolanza experimental de diferentes sonidos en los que se perciben muchas influencias”,  explica Claudio en entrevista con HOLA News. “Combinamos ritmos caribeños, música de iglesia, música judía – que llega como parte de su herencia – ritmos brasileños, ska, hip-hop y hasta country”, agrega.

Explicación alternativa “es música para la gente curiosa”,  concluyen los hermanos que desde chicos cantaban juntos, y se les inculcó el arte de hacer música, pero no imaginaban llegar a tener el éxito acumulado hasta ahora.

Entre dos mundos

En su corto tiempo como ‘Chócala’ los músicos se han presentado, tanto ante la audiencia estadounidense como la de los inmigrantes latinos. Sin embargo, y a pesar de cantar meramente en español, han encontrado mejor recepción entre anglos, dicen.

“Es interesante, hemos visto que el grupo gringo está más abierto que los latinos a nuevas cosas”,  exponen al agregar “quizás porque quieren escuchar algo que les recuerde, de donde vienen”.  A pesar de ello, los músicos seguirán andando por “la avenida experimental” y se mantendrán auténticos, en lo que está incluido cantar en el idioma de sus padres.

“Se me hace más fácil escribir en español”,  comenta la autora de todas las líricas de la banda, quien curiosidad a resaltar, habla mejor el inglés. “No suena igual, ni crea las mismas imágenes”,  acentúa la artista boricua nacida en Florida.

El acento también está, y siempre, como para remarcar sus raíces en ‘Chócala’, el nombre que eligieron para seguir el recorrido musical, y para ‘no tomárselo tan en serio’. La palabra alude al ‘give me five o high five’ gringo, y los latinos la entienden también como una expresión para celebrar triunfo o un sentimiento de ‘iguales’.

Hablando más de sus canciones, Liza comenta “aunque yo las escribí, hay veces- cuando me escucho-parecen un regalo que viene fuera de mí”. Claudio con orgullo agrega ‘and I say, wow, my sister a wizard’ sobre el momento en que generan la música compuesta por los cuatro integrantes.

Los Ortiz compartirán su magia en un evento de recaudación de fondos para los damnificados de Puerto Rico el próximo 1 de diciembre en el bar Petras, donde además interpretarán canciones típicas de Isla y se alistan para lanzar en 2018 la grabación de sus canciones.

Además, Liza promete publicar la traducción en inglés de sus composiciones para todos los curiosos y los deseosos de escuchar cosas nuevas.

 

Leave a Reply