Los contagios en China, al alza mientras continúan los test y confinamientos

0
7
619928

CORONAVIRUS CHINA

Pekín, 6 ago (EFE).- China confirmó hoy 80 nuevos casos locales de covid, la cifra más alta desde que en las últimas semanas comenzaron a propagarse varios brotes asociados a la variante delta, a los que las autoridades han respondido con confinamientos selectivos, rondas de test masivos y restricciones al transporte.

Estos 80 positivos suponen un leve repunte respecto a los 62 del jueves, los 71 del miércoles o los 61 del martes, aunque la prensa local pronostica que la curva no se estabilizará hasta que terminen las sucesivas pruebas de ácido nucleico en las zonas afectadas y el rastreo de casos cercanos.

La alta capacidad de contagio de la variante delta, hasta un 60 % más transmisible, está poniendo a prueba las estrategias contra la covid de las autoridades chinas, que consideran la situación “controlable” y mantienen alta su apuesta por las fuertes medidas de control y prevención para evitar que los brotes se expandan.

De los casos locales notificados hoy, 61 se detectaron en la provincia oriental de Jiangsu, escenario del mayor brote activo, originado por la limpieza sin protección adecuada de un avión de Air China procedente de Rusia en el que viajaba un contagiado, según las autoridades.

Este brote se ha propagado a otras provincias del país, y la Comisión Nacional de Salud también informó hoy de casos en Hunan (centro, 9), Hubei (centro, 6), Mongolia Interior (norte, 1), Henan (centro, 1), Hainan (sur, 1) y Yunnan (sur, 1).

En total, se han detectado más de 600 contagios por transmisión local desde el 20 de julio, y aunque los brotes por el momento no han dejado fallecidos, hay 34 casos graves -8 más que en la víspera- entre los 1.370 contagiados activos.

Preocupa especialmente la situación en Yangzhou, en Jiangsu, que suma 14 casos graves y 2 críticos, en su mayoría pacientes de avanzada edad que no se habían vacunado.

China empezó vacunando solo a los menores de 60 años, aunque desde el pasado marzo ha empezado a vacunar también poco a poco a los mayores de esa edad.

Continúan también los confinamientos -alcanzan a barrios de ciudades como Wuhan y Pekín-, que han provocado que la cifra de pacientes en observación haya pasado de los 8.577 registrados el 22 de julio a los 40.990 de este viernes.

VUELOS CANCELADOS EN HAINAN

Las restricciones a los viajes también protagonizan las medidas chinas para frenar los contagios, con la suspensión de nuevos pasaportes o un mayor control en los puertos y aeropuertos del país, testigos estos días de desinfecciones masivas.

Según el diario Global Times, la situación podría provocar un aumento de los costos de las importaciones de productos básicos, un quebradero de cabeza para los políticos del país, tal y como enfatizaron el 30 de julio en la última reunión del Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh), en la que se llamó a “asegurar el suministro de mercancías y estabilizar los precios”.

Entretanto, decenas de vuelos han sido cancelados a nivel interno, entre ellos los de carga desde la ciudad de Haikou, capital de la provincia insular de Hainan, tras conocerse hoy el positivo de un trabajador aeroportuario.

Se trata de la segunda infección que registra la isla en pleno período vacacional por el parón escolar, lo que ha despertado preocupaciones por el impacto que pueda tener en la recuperación de la industria del turismo, según los medios oficiales.

En la primera mitad de este año, Hainan aprovechó la coyuntura ante la práctica imposibilidad de hacer turismo fuera del país con 43,21 millones de viajes e ingresos por valor de 81.970 millones de yuanes (12.676 millones de dólares, 10.723 millones de euros), un 260 % más que en 2020 y un 67,1 % más que en 2019.

EXPERTOS PIDEN ESTRATEGIAS PARA CONVIVIR CON EL VIRUS

China continúa con su política de “tolerancia cero” contra el virus, aunque algunos expertos como Feng Zijian, ex subdirector del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, creen que el país debería prepararse para “optimizar” la duración e intensidad de las medidas contra la covid.

Otros, como Zeng Guang, del mismo centro, agregó que hace falta “un cambio de mentalidad y perder el miedo”, mientras que el epidemiólogo Zhang Wenhong pidió en la red social Sina Weibo “sabiduría para coexistir con el virus a largo plazo”.

Sus comentarios suscitaron tanto alabanzas de usuarios que instan a que el país vuelva a la normalidad y a abrir sus fronteras como críticas de quienes le acusan de “rendirse” ante el patógeno.

Los expertos insisten en la vacunación, aunque según el epidemiólogo Zhong Nanshan, la variante delta hace que China necesite inocular al 83,3 % de su población, de 1.411 millones de personas, para lograr la inmunidad de rebaño.

Hasta ahora, el país ha administrado 1.748 millones de dosis de sus vacunas, según la Comisión Nacional de Salud, que no publica datos de cuántas personas han recibido la pauta completa de vacunación.