China asegura haber demostrado que es un “buen amigo” de la CELAC

0
36
757419

CHINA CELAC

Pekín, 4 dic. (EFE).- China “ha demostrado ser un buen amigo de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC)”, declaró hoy el representante de China para asuntos latinoamericanos, Qiu Xiaoqi, refiriéndose a la Tercera Reunión Ministerial del Foro China-CELAC celebrada este viernes.

Qiu destacó la atmósfera “amistosa” de la cumbre y la importancia para China que tiene la región, el “segundo mayor destino de inversiones exteriores” del país asiático, las cuales serán “un importante factor para la recuperación económica” tras la pandemia.

Asimismo, señaló que, fruto de la reunión, se firmó una declaración centrada en áreas clave para la cooperación entre China y CELAC como la agricultura, la salud y el comercio.

En el apartado de comercio, China calcula que los intercambios entre el país asiático y Celac alcancen este año un valor de 400.000 millones de dólares, declaró Qiu.

La reunión, celebrada por videoconferencia, contó con la participación de los presidentes de los dos países anfitriones: Xi Jinping, en representación de China, y Andrés Manuel López Obrador, por parte de México.

Xi animó ayer a los representantes de la CELAC a “añadir un nuevo ímpetu” a su cooperación bilateral con el país asiático y les pidió “trabajar con China” para superar las dificultades.

El evento, sin embargo, no contó con la participación de la mayor economía latinoamericana, Brasil, que decidió abandonar la CELAC el año pasado.

Según Qiu, los representantes de la Celac mostraron su apoyo a la celebración por parte de China de los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín 2022, cuyo boicot diplomático está considerando el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, por las “violaciones de los derechos humanos en China”, de acuerdo con Jen Psaki, portavoz de la Casa Blanca.

En la primera reunión ministerial CELAC-China, en 2015, Xi Jinping anunció su intención de aumentar la inversión de su país en Latinoamérica hasta los 250.000 millones de dólares y doblar el comercio bilateral hasta los 500.000 millones de dólares antes de 2025.

La segunda reunión, celebrada en Chile en 2018, dio como resultado la “Declaración de Santiago”, en la que los países firmantes se comprometieron a “innovar en las modalidades de cooperación y desarrollo” para lograr un crecimiento sostenible y bienestar social.

Durante estos últimos años, China ha atraído a varios países latinoamericanos hacia la Nueva Ruta de la Seda, el proyecto de infraestructuras lanzado por Xi Jinping para mejorar la conexión de China con sus principales socios, lo que ha despertado recelos en Washington.