“Chile necesita una política con ternura”, dice presidenta de constituyente

0
12
785522

CHILE CONSTITUCIÓN

Santiago de Chile, 3 ene (EFE).- La presidenta del órgano encargado de redactar la nueva Constitución chilena, la académica Elisa Loncón, dijo este lunes sentirse “contenta” de que las candidatas con más opciones para sustituirla sean mujeres y aseguró que Chile “requiere una política con ternura”.

“Quienes lideren van a ser mujeres y eso me tiene bastante contenta por el liderazgo de la mujer en política que emergió en este proceso”, aseguró Loncón, elegida presidenta del órgano el pasado 4 de julio para un periodo de seis meses.

La Convención Constituyente, la primera paritaria del mundo, elegirá el martes a su nueva mesa directiva y entre las figuras que más suenan están la excandidata presidencial Beatriz Sánchez (Frente Amplio); la científica Cristina Dorador; la exalcaldesa socialista Ramona Reyes; y la periodista independiente Patricia Politzer.

Loncón indicó que quien salga elegida “tiene que seguir el reglamento y “mantener lo que ya está instalado, como la plurinacionalidad, la paridad, la diversidad, la descentralización y los derechos que estamos incorporando, como los de la Madre Tierra”.

“Tienen que ser mujeres muy dialogantes, de mucha escucha, que permitan la complementación de lo técnico con lo político, con el sentimiento del afecto y la ternura. Este país requiere una política con ternura”, afirmó la activista mapuche, incluida por la revista Time en su lista de personalidades más influyentes en 2021.

En su último día al frente del órgano, Loncón recibió la medalla al mérito universitario por parte de la Universidad de Santiago de Chile (Usach) y organizó una reunión con pueblos indígenas.

Tras meses elaborando el reglamento de funcionando y diseñando las distintas comisiones temáticas, la convención acaba de iniciar el debate de fondo de los artículos constitucionales, “un camino que ha sido largo y no libre de dificultades”, aseguró la lingüista.

El nuevo texto, que debe estar listo a mediados de 2022 para votarse en un plebiscito, sustituirá al actual, heredado de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y considerado por muchos como el origen de las grandes desigualdades del país.

Aunque fue reformada más de 50 veces en democracia, la actual carta magna fue inspirada por los llamados “Chicago Boys”, un grupo de economistas ultraliberales discípulos de Milton Friedman y que fomentaron la privatización de servicios como el agua, las pensiones y la salud.

Gran parte de los 155 miembros de la convención ven en el proceso constituyente una oportunidad para cambiar el actual rol subsidiario del Estado y garantizar más derechos sociales, una visión que también comparte el presidente electo, Gabriel Boric.

El proceso constituyente se planteó para amainar la ola de protestas contra la desigualdad que estalló en octubre de 2019, la mayor crisis social en los 31 años de democracia chilena, que dejó una treintena de muertos y miles de heridos.

785522785522