Chicago cancela por completo la cooperación con agentes migratorios

0
21
408023

INMIGRACIÓN

Chicago (IL), 27 ene (EFE News).- El Concejo de Chicago cumplió este miércoles la promesa de la alcaldesa Lori Lightfoot de eliminar las excepciones en la ordenanza que prohíbe la cooperación de la policía local con las agencias federales encargadas de hacer cumplir las leyes de inmigración y por ende detener a los indocumentados.

El Concejo, con voto mayoritario de los concejales hispanos excepto dos que votaron en contra, eliminó por una votación de 41 a 8 las excepciones que permitían a la Policía de Chicago asistir a agencias como el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) en su labor de detectar y arrestar indocumentados.

Dicha acción había sido una promesa de campaña de Lightfoot a los hispanos, que constituyen una tercera parte de la población de 2,5 millones de la ciudad, cuando buscaba ser elegida hace dos años.

La Ordenanza Santuario, conocida en inglés como Welcoming City, anuló por completo cualquier ayuda a las fuerzas del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) para localizar inmigrantes en la base de datos de la Policía de Chicago, informar si un indocumentado está en corte y ayudar al ICE cuando esta agencia tiene una orden de arresto contra un indocumentado.

Estas excepciones habían sido una espina en el costado de las organizaciones hispanas de los últimos cinco años.

Los concejales hispanos que votaron por eliminar las excepciones celebraron haber ganado esta batalla para poner a Chicago a la vanguardia del país en el tema de protección a los residentes indocumentados.

“Vamos a poder decir que, en la ciudad de Chicago, los agentes del ICE y la policía local no pueden trabajar juntos en ningún caso, sin excepciones, para deportar a los residentes”, dijo el concejal Carlos Ramírez-Rosa, del Distrito 35 del norte de la ciudad. Agregó que Chicago será “más amigable para los inmigrantes” que el resto del país.

“Podemos decir ‘No tenga miedo de llamar al 911 porque en ningún caso, sin excepciones, la policía puede entregarlo al ICE’”, finalizó Ramírez-Rosa, de ascendencia mexicana.

Por su parte, Michael Rodríguez, del Distrito 22 en el populoso vecindario comercial de La Villita, dijo que este es “un buen día para los inmigrantes en Chicago”.

Asimismo, celebró otra resolución aprobada que envía un mensaje al presidente Joe Biden y al Congreso pidiendo que “revoquen de inmediato las más de 400 políticas antiinmigrantes y órdenes ejecutivas de la era (del hoy expresidente Donald) Trump” y aprueben una reforma migratoria integral para los 11 millones de indocumentados en el país.

Solo hubo dos concejales hispanos entre los ocho que votaron en contra y ellos son Ray López, del Distrito 15 del suroeste de la ciudad y de un barrio mexicano llamado Brighton Park, y Silvana Tabares, del Distrito 23 del vecindario Archer Heights.

López, un mexicano estadounidense, se quejó que la medida de hoy fue “apisonada en nuestras gargantas” y que ahora “dará santuario a criminales y pandilleros”.