Charangos y zampoñas, el toque latino en las bandas sonoras de Hollywood

0
9
210953

MÚSICA

Los Ángeles, mar 19 (EFE News).- Daniel Rojas a la edad de 3 años dio sus primeros teclazos en un viejo piano de su madre en Costa Rica y hoy le pone el “toque latino” a bandas sonoras de películas de Hollywood.

“Utilizar instrumentos latinoamericanos es algo que le da un sabor único y algo nuevo” a la música para filmes, dijo a Efe Rojas, de 31 años.

“Son sonidos muy autóctonos y bastante únicos, porque son instrumentos que no mucha gente acá tiene”, reveló.

La producción de animación más reciente del compositor costarricense es “Kipo and the Age of the Wonderbeasts” de la productora Dreamworks, serie que comenzó a ser proyectada en 10 episodios desde el 14 de enero de 2020 en el servicio de transmisión de películas, por internet, Netflix.

Producción cinematográfica para niños en la que Rojas desbordó su pasión artística con música creada con “guitarritas” suramericanas: “charango” y “ronroco boliviano”.

“Mi crédito es banda sonora y canciones originales” en Kipo, “siendo una animación hay bastantes canciones originales”, son temas que “cantan los mismos personajes”, indicó.

El músico aprendió “las básicas notas” de solfa sentado junto a Kailing Wang, su progenitora, quien es maestra de piano y con su padre Edgar Rojas, director de bandas musicales, se instruyó en la ejecución armoniosa de múltiples instrumentos.

Inspirado por “la afición” de coleccionar discos de bandas sonoras de películas taquilleras de su hermano, Pablo, decidió trabajar para hacer realidad “el sueño” de “componer música para películas”.

Por ello envió la solicitud de ingreso a la University of North Texas, en donde -con becas- estudió la licenciatura en música, con énfasis en “Jazz” (2006-2009).

Al graduarse buscó empleo en empresas de producción de bandas sonoras en Los Ángeles, en donde “comenzó desde abajo” como “asistente técnico” en el mantenimiento de archivos de música digital.

Además de tocar la guitarra, en una agrupación de amigos, en bares angelinos.

Hoy cuenta con créditos artísticos en medio centenar de producciones fílmicas con actores reales y personajes de animación.

Sus melodías con instrumentos latinoamericanos son parte de temas individuales o colectivos en películas taquilleras como “Taken 2” (2012), protagonizada por Liam Neeson; “Room” (2015), ganadora del premio Óscar en mejor actriz principal con Brie Larson.

“Money Monster” (2016), actuaciones de George Clooney y Julia Roberts, dirigida por Jodie Foster; “Downsizing” (2017), protagonizada por Matt Damon y Kristen Wigg, dirigida por Alexander Payne.

Rojas recordó que la directora y actriz, Foster, le dijo después del lanzamiento de la película: “Estaremos en contacto y si en algo puedo ayudarte, no dudes en decirme”.

En 2017, el compositor costarricense estaba en trámites de residencia permanente en Estados Unidos.

Después de contarle a su “amigaza”, Foster redactó para Rojas una “carta de petición” de residencia permanente para un “distinguido artista” al Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS), lo mismo hizo el director Payne.

Razón por la que cada vez que recuerda el gesto de los directores de Hollywood, todavía “siente los abrazos” en las misivas.

“Como profesional, crear bandas sonoras” para grandes “producciones” es “lindo”, declaró el nuevo residente.

En obras fílmicas proyectadas en medios de gran audiencia, “uno sabe que el empeño va a ser visto a través del mundo”, destacó.

Rojas trabaja con teclados y una variedad de instrumentos de cuerdas, cuyos sonidos transfiere por micrófonos a programas de computadoras, en su estudio de composiciones musicales “506 Music” en Los Ángeles.

Entre sus herramientas de trabajo más preciadas está un “charango ronroco”, decorado con figuras precolombinas andinas, creada por el maestro lutier “Don Marcelo”, un recordado constructor de instrumentos en su taller cercano a La Paz, Bolivia.

El “Charango y el ronroco” boliviano en la creación de música para filmes “son bastante útiles, porque tiene un sonido muy único y muy rico”, indicó el experto.

“Lo otro que es muy latinoamericano y me encanta utilizar son todo lo que son flautas, tengo una zampoña que me trajo un amigo chileno”, dijo Rojas.

El compositor contó de las dificultades del oficio en grandes equipos de producción en los que “cada uno tiene una opinión diferente” en cómo quisieran que él cree la música cinemática.

Sin embargo, “uno de los retos más grandes”, aseveró, es que en la creación de bandas sonoras “hay muchos colegas que hacen” el trabajo “muy bien”.

Razón por la que “es un reto tratar de destacarse” en cada producción.

Rojas recomendó a los latinos que “sueñan” con crear melodías de fondo para películas que además de aprender música en escuelas tienen que tocar puertas en busca de empleo y “no desanimarse si no abren”.

En la industria de cine, “lo principal”, es “tener perseverancia y ser testarudo, necio, porque son muchos no, antes del primer sí”, concluyó.

Otras producciones en las que en el sonido de fondo suenan los acordes latinos de Rojas son los videojuegos: “Transformers origins” y “Motor Storm Apocalypse”.

Accede a contenido premium exclusivo, con fotos y vídeos, en el nuevo producto Entretenimiento América de Efe Servicios (https://bit.ly/EFEentretenimiento). En Twitter puedes seguirnos con el hashtag #EFEentretenimiento.

210953

Leave a Reply