Challandes (Kosovo): “Jugar contra España es una oportunidad para aprender”

0
16
467524

FÚTBOL CATAR 2022 ESPAÑA-KOSOVO

Viena, 29 de mar (EFE).- El seleccionador de Kosovo, el suizo Bernard Challandes, se encuentra entusiasmado ante la fase de clasificación del Mundial de Catar 2022 y, especialmente por el enfrentamiento contra España de este miércoles en Sevilla, ya que será “una gran oportunidad para aprender”.

“Puede que sea muy optimista, pero es una gran oportunidad para aprender, ver dónde estamos y saber quiénes somos contra uno de los mejores equipos del mundo”, explica el entrenador en una entrevista telefónica con Efe.

El técnico suizo, de 69 años, ha querido transmitir a la plantilla kosovar desde su llegada en 2018 una voluntad de trabajo y crecimiento constante, motivo por el cual quiere ofrecer un juego atrevido en su visita a España este miércoles.

“Sabemos que no vamos a tener la posesión y que no vamos a hacer más pases que ellos”, comenta Challandes, quien considera que es importante que el equipo intente jugar “de una forma más ofensiva”, con presión y evitando quedarse “encerrados” en su campo.

“Soy fan del fútbol de España. Con Luis Enrique han hecho una gran transición, no son sólo posesión y ‘tiki-taka’, ahora han aumentado su velocidad y saben hacer transiciones bien, son favoritos para el Mundial de Catar”, asegura.

FILOSOFÍA GANADORA

Gran parte del éxito de Kosovo, que pese a disputar partidos oficiales solo desde 2016 tuvo una gran participación en la Liga de Naciones y la fase de clasificación para la Eurocopa 2021, es la confianza y seguridad que el entrenador transmite a sus jugadores.

“Si siempre decimos que somos el equipo pequeño y que nuestros jugadores son los peores, no podremos competir contra grandes equipos ni desarrollar el proyecto”, afirma el suizo.

Y es que la selección kosovar, pese a ocupar el puesto número 117 en la clasificación de la FIFA, prefiere dejar atrás la “especulación constante” y salir al ataque, tal y como demuestran sus números en las clasificatorias para la Eurocopa.

“Es parte de mi filosofía asumir riesgos. Habrá casos en los que nos dará grandes resultados y otros en que tendremos que hacer frente a partidos muy complicados”, asume el técnico.

FÚTBOL POR ENCIMA DE POLÍTICA

Cuando se le pregunta por cuestiones políticas, Challandes es rotundo: “Yo soy entrenador y me han contratado para jugar al fútbol, que es lo importante para mí, no la política”.

En lo estrictamente deportivo, el suizo señala dos grandes motivos por los que prefiere salir en cada encuentro al ataque y no quedarse atrás.

El primero de ellos es su mentalidad ofensiva. “Aunque seamos un equipo pequeño, tendremos más oportunidades de ganar si tenemos el balón; para mí especular con un 1-0 o jugar al contraataque no es fútbol”.

Por otro lado, la calidad de sus jugadores, quienes, tal y cómo explica el exentrenador del FC Zúrich, no son “guerreros” y disfrutan “con el balón en los pies”.

UN PROYECTO A LARGO PLAZO

Challandes es realista y reconoce desde el primer minuto que el objetivo de su equipo no es clasificarse para el Mundial de Catar 2022 en esta fase de grupos, sino “desarrollar el fútbol kosovar y dar una buena imagen al mundo”.

El seleccionador cataloga al Grupo B, que comparte con Suecia, España, Georgia y Grecia, como uno “muy duro” en el que tendrán la oportunidad de medirse a “grandes selecciones”.

“Hay muchas cosas en las que podemos mejorar de cara al futuro. Quizás consigamos 1 o 2 puntos, pero esa no es nuestra forma de afrontar la clasificación”, comenta.

Más allá del nivel de sus rivales, la situación es todavía más complicada para Kosovo, que no podrá contar con algunos de sus jugadores por restricciones sanitarias impuestas por la federación francesa a países de fuera de la Unión Europea.

Esas restricciones afectan a dos centrocampista, Valon Berisha, del Stade Reims, uno de los puntales del equipo, así como a Bersant Celina, que juega en el Dijon.

“Como entrenador me piden que seleccione a otros futbolistas, pero no tenemos más”, lamenta un frustrado Challandes, que también tendrá la baja por sanción, tras ser expulsado en la derrota ante Suecia, Bernard Berisha, del Grozni ruso.

El suizo, pese a reconocer la dificultad de la situación, afirma que su responsabilidad como entrenador es mantenerse “positivo” y transmitir esa mentalidad al equipo.

“Lucharemos en el campo, pero ahora tenemos que hacerlo con la federación. Como entrenador tengo que mantenerme positivo para transmitir esta mentalidad al equipo. No es fácil pero ahora no tengo otra posibilidad”, concluye.

Alex Giménez