Tegucigalpa, Honduras.- Centroamérica, señalada como la región más convulsionada del mundo, debe perder el miedo y reconocer abiertamente el desplazamiento forzado, causado principalmente por la violencia, para responder a las necesidades de sus ciudadanos, indicó el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

El desplazamiento forzado es un tema “muy sensible que se puede politizar”, por lo que los países “sienten un poco de temor a reconocer de manera muy abierta la problemática”, dijo el jefe de la Delegación Regional del CICR para México, América Central y Cuba, Juan Pedro Schaerer. Además es un problema que “pasa delante de todo el mundo”, por lo que la región, donde viven 47,8 millones de personas, debe “encontrar una manera menos controversial para abordar la temática”.

Schaerer invitó a los Estados a reconocer el desplazamiento forzado de “manera más abierta” para así poder “responder” a las necesidades de sus ciudadanos.

Leave a Reply