San Salvador.- Cientos de pobladores de todo el territorio salvadoreño llegaron a la localidad de Antiguo Cuscatlán (suroeste) para dejar sus imágenes de los Santos Niños Inocentes en señal de agradecimiento por un deseo cumplido o para hacer una petición, con la esperanza de verla hecha realidad.

El jueves 28 de diciembre y fecha de la festividad de los Santos Niños Inocentes, los fieles recogieron  sus imágenes, estatuillas, dibujos u otras formas de representación y las alzaron  para que recibieran la bendición del párroco antes de regresar a sus casas con el “pequeño” convertido en su santo particular.

El titular de la parroquia, Óscar López, explicó que esta celebración conmemora la matanza de niños inocentes a manos del rey Herodes, cuando los Reyes Magos iban a visitar a Jesucristo recién nacido, y realizaron una parada en Jerusalén para asegurarse del camino que debían seguir.

Leave a Reply