Celebran 50 años de Vivienda Justa

0
84

Por Judith Barriga | [email protected]

Charlotte, NC.- Desde abril de 1968 la Ley de Derechos Civiles, en prevención a la discriminación en la venta, renta y financiamiento de vivienda, basándose en raza, color, nacionalidad, religión, sexo o estatus familiar, añade a su lectura el ‘Titulo VIII’ de la ‘Vivienda Justa’.

La modificación de la ley lleva cincuenta años protegiendo a minorías, dándoles derecho a elegir el lugar en donde desean vivir y aún más importante, ser tratados justamente en los procesos de aplicación para la renta y compra de vivienda.

La ley en Charlotte

El Departamento de Relaciones Comunitarias de la Ciudad de Charlotte, siguiendo el mandato de dicha ley, ofrece el programa de ‘Vivienda Justa’, programa que investiga a arrendatarios privados o complejos de apartamentos y sus procedimientos, asegurándose que estos sean justos y no discriminatorios.

“Vivienda Justa se asegura que el acceso a las propiedades en renta de la ciudad se apegue a la ley.

Lo que quiere decir que si yo quiero rentar un apartamento, nadie puede utilizar ninguna de las clases protegidas por el Titulo Ocho para negarme la oportunidad”,  comentó Luis Mata, especialista de Relaciones Comunitarias de la Ciudad de Charlotte, durante una entrevista en Latina 102.3 FM.

Añadiendo a su comentario, Matta dio varios ejemplos, en donde los arrendadores se niegan a dar información o solicitan información adicional al percatarse que los aplicantes son inmigrantes.

“Un ejemplo fácil es la ‘Historia de Juan’,  quien vio un letrero de ‘Lease Special’ y entró a las oficinas del complejo en donde la encargada desde el principio lo ignoró. Al atenderlo, le preguntó, en inglés, que de dónde era, cuando este le contestó “from México”,  ella,  educadamente  le pidió una disculpa asegurándole que ya no tenían el especial o unidades disponibles, lo que era mentira.  Esta es una clara violación de los derechos de Juan”,  relató Matta.

Matta explicó que, en otros casos, los arrendadores no rechazan a los prospectos, pero solicitan comprobante de residencia legal en los Estados Unidos, número de seguro social o los envían a otros complejos o propiedades en zonas donde se concentran las minorías, caso en el que,  de igual manera,  se viola la ley.

Mediadores

‘Vivienda Justa’ no defiende, ni representa a la persona que ha sido discriminada. En colaboración con el programa de mediación de la Ciudad los resultados de la investigación ayudan a llegar a un acuerdo entre el inquilino prospecto y el dueño de la propiedad o en algunos casos extremos presentar una demanda por discriminación.

“Si usted o alguien que conoce cree haber sido discriminado en los últimos doce meses en Charlotte, comuníquese con nosotros al Comité de Relaciones Comunitarias al 704-336- 5160”,  concluyó Matta.

Leave a Reply