Catar afirma haber ayudado en la evacuación de 40.000 personas de Afganistán

0
2
640880

AFGANISTÁN CONFLICTO

El Cairo, 26 ago (EFE).- Las autoridades cataríes afirmaron este jueves haber ayudado en la evacuación de un total de 40.000 personas de Afganistán desde el inicio de las operaciones en el aeropuerto de Kabul tras la toma de la capital afgana por los talibanes el pasado 15 de agosto.

El Ministerio de Asuntos Exteriores catarí afirmó en un comunicado que entre los evacuados hay extranjeros y afganos, incluidas familias, mujeres y niños, así como miembros de minorías étnicas afganas, pero sin dar más detalles.

“La mayoría de ellos permanecieron unos días en Catar antes de continuar su viaje hacia sus destinos finales”, precisó la nota.

Catar, uno de los principales puntos de tránsito de los vuelos de evacuación estadounidenses desde Kabul, “acoge actualmente a un gran número (de los evacuados), la mayoría estudiantes, periodistas y varias familias”, añadió el comunicado sin especificar el número exacto.

Asimismo, se apunta en la nota que a todas esas personas que permanecen en Doha “se les somete a pruebas PCR y se les administra la vacuna contra la covid-19 si la piden, además de transporte, alojamiento temporal, atención médica, comidas y toda la atención necesaria”.

El Gobierno catarí “continuará los esfuerzos de evacuación en los próximos días, en coordinación con los socios internacionales”, descartando hasta el momento suspender esta operación, como otros países occidentales están comenzando a hacer.

Catar es el único país árabe que mantiene relaciones directas con los talibanes y acoge desde hace años su oficina política en Doha, al mismo tiempo que es un aliado destacado de Washington y hospeda la principal base militar estadounidense en el golfo Pérsico, Al Udeid que usa para las operaciones de evacuación.

Desde la toma del poder de los insurgentes talibanes hace diez días, los países de la antigua coalición que invadió el país hace veinte años realizan operaciones de evacuación contra el reloj para sacar a sus ciudadanos y a los afganos que colaboraron con ellos ante el riesgo de represalias.

En los últimos días, los insurgentes impiden a los afganos la entrada en el aeropuerto de Kabul para evitar su evacuación, mientras presionan para que EE.UU y otros países de la coalición finalicen la evacuación y se retiren del aeropuerto el 31 de agosto.